Anuncios

Manchester City campeón: Julián Álvarez, el dueño de la pelota y los festejos en el vestuario con el “we are de champions”

Julián Alvarez,
Julián Alvarez, "el dueño de la pelota" en la intimidad del vestuario del Manchester City campeón

Una jornada de ensueño para Julián Álvarez. En realidad es un año de ensueño para un delantero que parece destinado a marcar una época. La vida le sonríe desde que irrumpió en la primera división de River, pero sobre todo desde que fue campeón del mundo con la selección argentina en Qatar, a fines de 2022. El gol que le marcó este domingo a Chelsea fue el noveno en la Premier League, y cada uno sirvió para descontarle puntos al Arsenal y terminar levantando la Copa. Pero en toda la temporada, el exdelantero de River suma 17 goles y 4 asistencias .

Luego del partido, en los festejos, cuando la voz del estadio nombró a Julián Álvarez y antes de que le pongan la medalla de campeón, recibió una lluvia de aplausos de los hinchas del City. El turno vino luego de que nombraran a... Earling Haaland, el máximo goleador del campeón. Y cuando llegó el estallido de los papelitos y los fuegos artificiales en el podio de los jugadores, se colgó de los hombros de sus compañeros y festejó al grito de “Campeoooones, Campeoooones”.

“Muy contento, mi primer año en Inglaterra, la primer Premier. Hicimos una gran temporada y lo merecíamos. Sabemos que la Premier es difícil, como lo demostró Arsenal (a quien le arrebataron el título). Cada partido es una final y lo hicimos muy bien. Fuimos justos ganadores”, dijo Alvarez en declaraciones a ESPN. ¿A los 23 años casi has ganado todo?, le preguntaron. Y Alvarez respondió: “Estoy contento por haber obtenido todos estos títulos en mi corta carrera. Estar en el momento justo que todo se vaya dando de esta forma, pero tengo que seguir así. Mi objetivos siguen estando por delante. Ahora queremos ganar la Champions, representar al club en este nivel es muy buno, pero tamibén tenemos antes la final de FA Cup.

El remate cruzado de Julián Alvarez para el 1-0 de Manchester City ante Chelsea
El remate cruzado de Julián Alvarez para el 1-0 de Manchester City ante Chelsea - Créditos: @OLI SCARFF

Pero antes, en el vestuario, vino el desahogo y la celebración entre un grupo que se muestra unido pese a que cuenta con muchas figuras. Otra de las cualidades de Pep Guardiola en este ciclo, además de lograr un rendimiento superlativo que se vio, entre tantas veces, como en la última goleada ante Real Madrid por la Champios League, fue el saber manejar los egos para que todos tiren para adelante. Y eso se vio reflejado en el “we are the champions” a los saltos de Julián Alvarez con Haaland y todos los jugadores en un vestuario que salpicaba champagne.

Más tarde se pusieron todos la camiseta número 23 y empezaron a dar una vuelta olímpica en el tihad Stadium. En el medio, se dio un gran abrazo con Pep Guardiola, el DT que siempre le demostró confianza incluso cuando le tocaba ingresar pocos minutos. Y también se lo vio a Julián Alvarez festejando con su familia en el campo de juego y hasta Guardiola se puso a charlar con ellos: “¿van para Estambul?” , les consultó amistosamente, con referencia al sábado 10 de junio, fecha en la que se jugará la final de la Champions League ante Inter de Milán.

Julián Alvarez no es titular en el Manchester City, pero cada vez que Guardiola le dio minutos, no lo defraudó. En los últimos partidos, Pep se la había jugado con un esquema táctico 3-2-4-1, aunque también era flexible. Pero Alvarez logró un gran entendimiento con Haaland, jugando por detrás suyo, o cuando le tocó ser la principal referencia ofensiva. Pero en este City de Pep Alvarez llegó a jugar casi de mediocampista interno. Su reconversión es admirable. Se hizo un jugador completo.

Tras el partido, Julián Alvarez también recibió la felicitación de Enzo Fernández, compañero suyo en River y este domingo rival. Chelsea sufrió el partido, aunque tuvo una chance clara para igualar. Y Enzo Fernández fue uno de los que se tuvo que rendir ante el poder de los suplentes de Manchester City. Es que en esta oportunidad, Kevin De Bruyne, Gundogan, Haaland y Grealish fueron suplentes. Pero igual la superioridad entre un equipo y otro fue abrumadora, sobre todo en el primer tiempo.

Al final se los vio a Enzo Fernández y Alvarez charlando en el túnel, riéndose porque para ambos todo pasó demasiado rápido. Es cierto que el presente del delantero es mejor que el del volante, pero ¿quién le quita lo bailado a Enzo desde que puso un pie en Europa? Además, es otro que quedará en la historia del fútbol argentino por su participación en el Mundial de Qatar, fue otro de los grandes valores del equipo de Lionel Scaloni. Y las imágenes lo tomaron feliz a Enzo Fernández, disfrutando el presente de su amigo, celebrando su gran momento.

Julián Alvarez abrió la cuenta a los once minutos con un gran definición cruzada desde adentro del área que dejó sin respuestas a Kepa Arrizabalaga. El exRiver recibió un pase en la medialuna del área de Cole Palmer, se perfiló hacia su derecha con un gran control orientado y remató cruzado entre dos defensores rivales que no llegaron a marcarlo. De arranque, la Araña imponía condiciones.

Lo de Haaland es impresionante: Acumula 52 conquistas en todas las competencias y rompió todos los moldes. Desde la derrota con Tottenham, última caída en el torneo, Haaland convirtió 10 veces por la Premier League. Lleva 36 en 34 partidos. Un promedio de un grito cada 74 minutos.

El gol de Álvarez y lo mejor del partido

Hombre de perfil bajo, Julián Alvarez no podía ocultar su sonrisa tras recibir la medalla, y no bien subió al estrado de la coronación, le dio la mano a los más cercanos y enseguida se ubicó por detrás. “Quiero disfrutar con ellos, que son los que están siempre”, dijo. Los flashes no lo tomaban en la primera fila, lo suyo iba por otro lado, como cuando le tocó ganarse un lugar en el River de Marcelo Gallardo.

Julián Álvarez entraba, desde las características demostradas en River, en el grupo selecto de esos delanteros que pueden jugar en cualquiera de los ‘4 puestos ofensivos’ en un hipotético esquema 4-2-3-1 que tanto se usa en Europa: como 9, como extremo por la derecha o por la izquierda y detrás del 9, en la posición en la que asistió varias veces a Rafael Santos Borré (mientras fueron compañeros). Puede asistir y convertir, pero se mueve según su rol. Tiene la inteligencia táctica y los movimientos para tomar las mejores decisiones en función del rol que tenga en cada partido. Incluso aun no siendo muy alto (1m70), puede convertir de cabeza. Ahora hasta apareció varias veces moviéndose como interior..

El primer cambio que encontró Julián Álvarez en su llegada a Manchester City fue la adaptación física. Tiene una calidad técnica muy buena y de por sí ya en River demuestra potencia y despliegue, pero luego lo llevó a límites que sólo la competencia europea lo podía llevar. En ese sentido, vale el ejemplo de Lucas Alario, meses después de llegar al Bayer Leverkusen. “Estaba capacitado para jugar, pero por ahí al ritmo que lo hacen en Europa… me fundía antes; el choque con los defensores y el roce son mayores; rendía, pero yo necesitaba estar activo y al cien por cien para rendir así los 90 minutos”, reconocía otro 9 exitoso en la historia millonaria. Pero Alvarez además de una técnica potenciada, también demostró capacidad para adaptarse rápido a la exigencia física.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Guardiola: "Si supiera el método del Madrid, lo copiaría"