Anuncios

Le dijo "mami todo va a estar bien". Poco después el agua se lo arrancó de las manos en California

Lindsay Doan cuenta cómo trató con todas sus fuerzas de sujetar a su hijo Kyle, de 5 años, para que la corriente provocada por las fuertes inundaciones no se lo llevara: "mi mano se enredó en un árbol y el agua lo jaló lejos de mí".