Anuncios

Mamás disfrutan de lucha libre y baile

Kevin Ruiz

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 13 (EL UNIVERSAL).- Pareciera como si en la Ciudad de México ser del bando de los rudos causara mayor placer debido al ritmo de vida, pues en medio de una batalla sin límite de tiempo, las luchadoras de este grupo fueron la más ovacionadas.

"¡Quiere llorar, quiere llorar!", le gritaban a la del bando de los técnicos cuando era sometida en el cuadrilátero instalado en el Monumento a la Revolución como parte de un evento para celebrar el Día de las Madres.

"¡Cuéntale!", pedían las rudas a la referí, quien parecía un poco lenta al azotar su mano sobre la lona. Luego levantaba sus dedos para anunciar que el conteo apenas llegó a dos.

Cuando ganaron las técnicas la primera caída los abucheos llegaron. "¡Referí, ponte a chambear!", gritaban los asistentes.

El evento para seguir festejando a las madres inició a las 18:00 horas y conforme pasaba el tiempo la explanada del monumento se fue llenando, pues también los capitalinos esperaban el concierto de Jorge Carmona desde el barrio bravo de Tepito y Los Van Van.

"Les faltó a las luchadoras, como que no se pegaban", comentó la señora Marcela, quien buscaba más golpeteo, aunque eso no impidió que disfrutara la función.

Y es que la lucha libre despierta pasiones, gritos y es casi inevitable como espectador o espectadora guardar la postura. Desde un extremo se escuchaba un insulto e inmediato era respondido por el otro. El punto era el mismo, ver más acción de combate.

"¡Ya bájate!", les gritaban a las técnicas que ganaron el primer encuentro. Las rudas llevaban la desventaja.

La gente ovacionaba más a las rudas probablemente porque estaban lideradas por la maestra Lady Apache, enfundada en conjunto Versace negro.

Al escuchar su nombre, la gente se levantó de sus asientos para aplaudir a la leyenda de la lucha libre mexicana.

La función estuvo engalanada por 30 luchadoras de larga trayectoria como La Briosa, Venus, Bright, La Hija del Vikingo e India Sioux.

En punto de las 20:00 horas dio inicio el baile en donde las parejas se pusieron a mover al ritmo de la salsa.