Malik Faisal Akram es el ciudadano británico abatido tras tomar rehenes en Texas

·4  min de lectura

El hombre abatido tras tomar rehenes en una sinagoga de EE.UU. fue identificado como el británico Malik Faisal Akram.

El hombre, de 44 años y natural de Blackburn (Lancashire), murió en un enfrentamiento con la policía y los equipos SWAT que duró al menos 10 horas.

En el incidente ocurrido en la Congregación Beth Israel de Colleyville (Texas), la policía fue llamada por primera vez el sábado a las 11 de la mañana, hora local. Fue asesinado alrededor de las 21:00 horas.

Los cuatro rehenes fueron liberados sin daños físicos.

Durante el incidente, se pudo escuchar al hombre despotricar en una transmisión en vivo en lo que se reportó como un acento británico.

Hoy, el Ministerio de Asuntos Exteriores confirmó que el hombre era británico, y la Policía Metropolitana dijo que los agentes antiterroristas estaban en contacto con las autoridades de EE.UU. y el FBI.

La ministra de Asuntos Exteriores, Liz Truss, tuiteó: “Mis pensamientos están con la comunidad judía y con todos los afectados por el atroz acto en Texas. Condenamos este acto de terrorismo y antisemitismo”.

“Estamos con EE.UU. en la defensa de los derechos y las libertades de nuestros ciudadanos contra los que difunden el odio”.

El agente especial a cargo del FBI, Matt DeSarno, declaró que creían que el hombre estaba “singularmente centrado en un asunto y que no estaba relacionado con la comunidad judía en específico”, y añadió que seguirán “trabajando para encontrar el motivo”.

En declaraciones a los periodistas para confirmar que el secuestrador había muerto, DeSarno señaló que se llevaría a cabo “una investigación independiente del incidente”.

El secuestrador exigía la liberación de la neurocientífica paquistaní Aafia Siddiqui.

En 2010, fue declarada culpable y condenada en EE.UU. a 86 años de prisión tras ser detenida en Afganistán dos años antes por intentar matar a un capitán del ejército estadounidense.

El FBI y el Departamento de Justicia de EE.UU. han acusado a Siddiqui -que actualmente está encarcelada en una prisión de Fort Worth (Texas)- de ser una “operadora y facilitadora de Al Qaeda”.

El hermano del secuestrador, Gulbar, declaró que la familia está “absolutamente devastada” por su muerte a manos de la policía.

Añadió: “Nos gustaría decir que nosotros, como familia, no aprobamos ninguna de sus acciones y nos gustaría pedir sinceramente disculpas de todo corazón a todas las víctimas implicadas en el desafortunado incidente.”

En el post de Facebook, Gulbar escribió: “Aunque mi hermano sufría problemas de salud mental, confiábamos en que no haría daño a los rehenes”.

“... Más tarde se produjo un tiroteo y fue abatido... No había nada que pudiéramos haberle dicho o hecho para convencerle de que se rindiera”.

Y añadió: “También queremos añadir que cualquier ataque contra cualquier ser humano, ya sea judío, cristiano o musulmán, etc., está mal y debe condenarse siempre”.

“Es absolutamente inexcusable que un musulmán ataque a un judío o que un judío ataque a un musulmán, cristiano, hindú, etc.”.

El secuestrador -que también respondía a su segundo nombre, Faisal- fue escuchado por varias personas refiriéndose a Siddiqui como su “hermana” en la transmisión en vivo, pero su verdadero hermano indicó que no estaba involucrado en el incidente de la sinagoga.

John Floyd, presidente de la junta directiva de la sección de Houston del Consejo de Relaciones Americano-Islámicas y abogado del hermano de Siddiqui, dijo que su cliente no era la persona responsable del “atroz” crimen.

Floyd condenó lo sucedido como “perverso”, y aseveró que la persona implicada “no tiene nada que ver con la Dra. Aafia, su familia o la campaña mundial para conseguir justicia para Aafia”.

El subcomisario Dominic Scally, de la policía antiterrorista del noroeste, expresó: “En primer lugar, nuestros pensamientos siguen estando con todos los afectados por los terribles acontecimientos que tuvieron lugar en Texas el 15 de enero”.

“Podemos confirmar que el sospechoso, que ha fallecido, es Malik Faisal Akram, de 44 años, originario de la zona de Blackburn, en Lancashire”.

“También puedo confirmar que la policía antiterrorista del noroeste está colaborando en la investigación que llevan a cabo las autoridades de EE.UU.”.

“Las fuerzas policiales de la región seguirán en contacto con sus comunidades locales, incluida la comunidad judía, y adoptarán las medidas necesarias para tranquilizarlas”.

“Seguimos instando al público a reportar a la policía cualquier cosa que pueda estar relacionada con el terrorismo, llamando a la línea directa antiterrorista en el 0800 789 321 - su llamada podría salvar vidas”.

Reporte adicional de PA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.