Anuncios

El mal tiempo que se hizo notar el fin de semana en el sur deberá extenderse a buena parte de EE.UU.

La localidad de Palm Beach, en Florida, fue escenario de un tornado con vientos superiores a 111 mph que destruyó viviendas, volcó autos y sacó árboles de raíz. Mientras, en Iowa, Minnesota y California prevalecieron las graves inundaciones.