Anuncios

Madre graba videos de un niño golpeando a su hermano con un cinturón. ‘Pégale duro, bebé’, le decía

Una madre de la Florida está acusada de darle instrucciones a uno de sus dos hijos de golpear al otro con un cinturón mientras grababa todo lo que ocurría en un video, entre otros abusos, de acuerdo con la policía del Condado Hillsborough.

Agentes de la policía y un investigador del Departamento de Niños y Familias de la Florida (DCF) se personaron el 20 de febrero en el apartamento de la mujer en Seffner para llevar a cabo una verificación de bienestar de rutina, apuntó la policía en un comunicado del 22 de febrero. Las autoridades no dijeron qué motivó la llamada.

La mujer, de 28 años, vivía con sus dos hijos. La edad de uno de ellos no se reveló, y el otro es menor de cinco años, dijo un portavoz del departamento.

McClatchy News no identificó a la madre para de este modo proteger la identidad de los pequeños.

El niño menor mostraba “indicios de angustia, temblores y de haber llorado”, dijo la policía.

El pequeño tenía una lesión de dos pulgadas en la mejilla debajo de un reciente corte de pelo, y un investigador le preguntó al niño cómo se hirió.

“Quizás fue mi mamá. A lo mejor me pegó. No recuerda. Ella le dice que no recuerda las cosas que hace”, le dijo el niño a los investigadores.

La madre dijo que golpeó al niño por lo menos tres veces.

Los investigadores incautaron el teléfono celular de la mujer y hallaron videos en que los pequeños aparecen siendo abusados.

En un video, la mujer le dice a uno de sus hijos que le pegue al al otro con un cinturón. Mientras los graba, ríe y dice: “Pégale más duro. Pégale más, bebé. Golpea al pequeño diablo”, la policía.

En otro video, la mujer le dice a uno de sus hijos que los va a torturar, y “si mueren, pues que mueren”, reportó la policía.

La mujer fue acusada de abuso infantil y detenida, según la policía, y los niños están bajo el cuidado de familiares.

“Es desgarrador e incomprensible tener un caso así, donde nada menos que una madre es capaz de castigar de una manera tan brutal a sus propios hijos”, dijo Chad Chronister, jefe de la policía, en el parte de prensa. “Mi corazón sufre por estos dos inocentes niños. Como jefe de la policía, prometo que nuestro equipo no descansará hasta asegurar que todos los niños en nuestra comunidad estén a salvo”.

Una investigación está en curso.

Seffner queda 15 millas al este de Tampa.

Traducción de Jorge Posada