Anuncios

Madre demanda a Starbucks y distrito escolar de Pittsburgh por violación de su hija

Estudiantes llegan a clases en la Escuela Secundaria Taylor Allderdice en Squirrel Hill, Pittsburgh, el 23 de enero de 2024. (AP Foto/Gene J. Puskar)

La madre de una niña con discapacidad intelectual que supuestamente fue agredida sexualmente en un baño de Starbucks y en un edificio vacío cercano presentó una demanda el miércoles acusando a Starbucks, las Escuelas Públicas de Pittsburgh y una empresa de administración de propiedades de negligencia.

La demanda alega que el personal de la Escuela Secundaria Taylor Allderdice no proporcionó supervisión y cuidado adecuados a la niña durante el horario escolar y durante el transporte hacia y desde la escuela. Alega que tanto la empresa de administración de propiedades 101 Kappa Drive Associates #1 como los gerentes de Starbucks estaban conscientes de los crecientes problemas de delincuencia cerca de sus negocios y no brindaron seguridad ni capacitación a los empleados sobre cómo responder y denunciar actividades delictivas.

La demanda alega que en octubre de 2022 tres estudiantes varones sacaron del colegio a la niña de 15 años, cuyo nombre se ocultó en el expediente. Acusa que los empleados de Starbucks presenciaron a los estudiantes varones turnándose para entrar al baño con la niña y no intervinieron. Luego, los presuntos agresores la llevaron a un edificio vacío administrado por Kappa, donde un tercer niño la agredió sexualmente, según la demanda presentada en el Tribunal de Apelaciones Comunes del condado Allegheny.

Al principio, la niña no pudo comunicarle a su madre lo que le pasó. Pero días después, la madre dijo que la escuela le notificó que la niña fue encontrada llorando sola en la mesa del comedor debido a un rumor de que tres niños habían tenido relaciones sexuales con ella. La madre dijo que se reunió con funcionarios de la escuela a quienes luego se les notificó que el incidente ocurrió en Starbucks y no en la escuela.

La madre llevó a la niña a un examen médico que, según dijo, mostró signos de agresión sexual. Ella denunció la agresión a la policía, pero más de un año después la policía no había presentado cargos.

Un portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Pittsburgh dijo que el caso había sido cerrado y que la oficina del fiscal de distrito del condado había determinado que no presentaría cargos.

No había un número de teléfono disponible para Kappa, pero The Associated Press dejó un mensaje a una empresa de bienes raíces que maneja alquileres en varias propiedades de Kappa. Un portavoz de las Escuelas Públicas de Pittsburgh dijo que el distrito no hace comentarios sobre litigios pendientes.

The Associated Press no menciona el nombre de víctimas de agresión o abuso sexual a menos que estas lo hagan públicamente.