Anuncios

Macron: La gran prioridad es que los países ricos "salgan de las energías fósiles"

Dubái, 1 dic (EFE).- La "prioridad de las prioridades" para luchar contra la crisis climática es que los países más ricos "salgan de las energías fósiles", afirmó este viernes el presidente francés, Emmanuel Macron.

El jefe de Estado galo, en su intervención ante el pleno de la cumbre COP28, señaló que otra "prioridad absoluta" es que los países emergentes abandonen el carbón y también que los países más pobres no tengan que elegir entre desarrollo y acción climática.

El dirigente francés admitió que los países más desarrollados tienen "una responsabilidad mayor" en luchar contra el cambio climático, "al igual que China, que es el segundo más emisor a nivel histórico".

Indicó que para respetar el objetivo de abandonar las energías fósiles, los países más avanzados deben "multiplicar por 2,5" el nivel de esfuerzo, aunque mencionó que en los últimos años ya lo han hecho por 2. "Nada nos debe desviar de este esfuerzo", insistió.

Recordó que en Europa todos los vehículos que se vendan para 2035 ya funcionarán sin derivados de petróleo, y que se trabaja en recortes masivos en las emisiones de sectores como la vivienda o el transporte aéreo y marítimo.

Macron también asignó responsabilidad a los países emergentes, de los que afirmó que su "prioridad absoluta" es salir del carbón.

Aunque reconoció que esos países tienen derecho a la convergencia económica con los más ricos, eso no debe hacerse "sobre la base del carbón.

Macron consideró "absurdo" que en estos momentos haya en el mundo bajo planificación centrales energéticas alimentadas por carbón por una potencia instalada total de 500 GW, especialmente en Asia, mientras que en otros países se trabaja en retirar esas centrales de servicio para instalar energías renovables.

"Tenemos que dar un giro absoluto en este tema", urgió el presidente francés.

En este sentido, reconoció que los países del G7 deben dar ejemplo poniendo fin a sus centrales de carbón antes de 2030, y apuntó que Francia lo hará en 2027.

Igualmente aludió a que el G7, tras la COP 26 de Glasgow, ya puso en marcha un programa de 50.000 millones de dólares, al que ya se han sumado Vietnam, Sudáfrica e Indonesia, para reducir su dependencia energética del carbón.

Finalmente, Macron hizo hincapié en el objetivo de que las poblaciones de los países en desarrollo "no tengan que elegir entre la lucha contra la pobreza y la lucha contra el clima".

Para ello, pidió ayudar a los países africanos a desarrollar su agricultura para no depender de las importaciones de alimentos, pero "de forma más limpia".

Y también propuso estrategias y programas específicos para los países más pobres y los que están en una situación intermedia, ya que sus necesidades de desarrollo y acción climática son diferentes.

(c) Agencia EFE