México: termina trabajo pericial en bungalow donde violaron a seis españolas

Policías montan guardia el 5 de febrero de 2013 fuera del bungalow donde seis turistas españoles fueron violadas por hombres armados y enmascarados la madrugada del lunes, en Barra Vieja, Acapulco. (AFP | pedro pardo)

Los trabajos periciales realizados en el bungalow donde seis turistas españolas fueron violadas la madrugada del lunes en el estado mexicano de Guerrero (sur) han concluido oficialmente, al igual que la fuerte vigilancia policíaca y militar desplegada en la zona del crimen, informaron este jueves fuentes oficiales.

Agentes de la fiscalía local precisaron que se retiraron los retenes de revisión instalados por el ejército mexicano y la policía federal en el perímetro de Barra Vieja, donde se registró la violación múltiple, a 59 km del turístico puerto de Acapulco.

Sin embargo, las autoridades se niegan a dar detalles de este suceso sin precedentes en la zona y ocurrido el 4 de enero, cuando cinco hombres armados y encapuchados irrumpieron en la casa de playa donde se hospedaban las seis españolas, siete hombres de la misma nacionalidad y una mexicana, la única mujer del grupo que no fue ultrajada.

"Hay algunos indicios y unas cuestiones, pero no puedo darlas a conocer. Una cosa que yo diga... una cosa, y nos echan abajo la investigación", dijo Martha Elva Garzón Bernal, procuradora de justicia de Guerrero, quien pidió comprensión ante el hermetismo de las autoridades.

La escena del crimen, cercada aún con cinta amarilla, permanece únicamente bajo resguardo de cuatro agentes de la policía investigadora estatal.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, instruyó a la secretaría de Gobernación (Interior) y a la fiscalía mexicana a que presten "todo el apoyo institucional" para la resolución de este caso, que normalmente solo estaría a cargo de autoridades estatales.

Por su parte, el Senado expresó "su más enérgica condena por la violación" de las turistas europeas e instaron a homogeneizar a nivel nacional las sanciones legales contra ese delito, en un país donde sólo el 10% de las mujeres que son víctimas de abuso sexual se atreven a presentar denuncias.

Barra Vieja, altamente visitada por turistas nacionales y extranjeros, luce desolada. Algunos restaurantes, hoteles y casas de hospedaje del lugar han dejado de laborar debido a la escasa afluencia de visitantes. Incluso las oficinas de la comisaría del lugar permanecen vacías.

Pese a los esfuerzos de las autoridades por mantener la imagen turística de la región, Acapulco fue clasificado este jueves como la segunda ciudad más violenta del mundo -apenas debajo de San Pedro Sula, Honduras- por la ONG Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal.

De acuerdo con esa organización, se cometieron 143 homicidios por cada 100.000 habitantes durante 2012 en este puerto, muchos de ellos a manos de bandas criminales vinculadas a cárteles de droga como Los Zetas o Los Caballeros Templarios.

Hartos de las amenazas de organizaciones criminales que secuestran, extorsionan y matan, los habitantes de al menos seis municipios de la montaña de Guerrero formaron policías comunitarias desde inicios de año. Armados con escopetas y machetes, patrullan con el rostro cubierto y han detenido a medio centenar de presuntos delincuentes.

La lucha militarizada en México contra el crimen organizado y las disputas de los cárteles dejaron más de 70.000 muertos en los últimos seis años, según cifras oficiales.

Policías montan guardia el 5 de febrero de 2013 fuera del bungalow donde seis turistas españoles fueron violadas por hombres armados y enmascarados la madrugada del lunes, en Barra Vieja, Acapulco.