Anuncios

México investiga presunto secuestro de un grupo de ecuatorianos en el sur del país

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Las autoridades mexicanas iniciaron una investigación sobre el presunto secuestro de un grupo de migrantes ecuatorianos en el estado sureño de Chiapas, donde operan diversas organizaciones delictivas y traficantes de personas.

La Fiscalía de Chiapas dijo el viernes en un comunicado que abrió una indagación tras la denuncia que presentaron funcionarios diplomáticos de Ecuador en México, los cuales manifestaron que a mediados de la semana fueron contactados por un ecuatoriano que, de manera anónima, reportó el rapto del grupo de migrantes en la ciudad fronteriza de Tapachula y proporcionó su posible ubicación.

Agentes policiales se trasladaron a la dirección aportada por el informante, pero no encontraron a ninguna persona retenida.

Pese a ello, la Fiscalía estatal decidió mantener activa la investigación para esclarecer el caso.

El anuncio de las autoridades mexicanas coincidió con una denuncia que realizó la oficina de asesoría legal privada 1800 Migrante, que presta apoyo a la comunidad ecuatoriana en Estados Unidos, la cual reportó en redes sociales que al menos 95 ecuatorianos habrían sido secuestrados en la semana en Tapachula y que los captores estaban extorsionando a sus familiares.

El presidente de 1800 Migrante, William Murillo, dijo a The Associated Press que él fue quien reportó el caso a las autoridades ecuatorianas y proporcionó la ubicación del lugar donde presuntamente estaba detenido el grupo de migrantes, dato que obtuvo a través de un familiar de uno de los secuestrados, que lo contactó vía telefónica.

Murillo expresó que uno de los supuestos secuestradores lo llamó directamente y lo amenazó con que, si no dejaba de intervenir en el caso, asesinaría a los migrantes.

Con respecto a la situación actual del grupo de extranjeros, el abogado indicó que desconoce dónde se encuentran, y agregó que tiene informaciones de que las autoridades migratorias detuvieron a unos 19 ecuatorianos.

Un funcionario del Instituto Nacional de Migración —que habló a condición de guardar el anonimato porque no tiene permiso para declarar— dijo a la AP que fueron localizados 12 ecuatorianos, quienes negaron tener alguna relación con el supuesto grupo que fue raptado en Tapachula.

Murillo se mostró sorprendido por la actitud de las autoridades mexicanas en el caso, y admitió que le pareció curioso que, cuando llegó la policía al lugar donde se presumía estaban los migrantes secuestrados, no encontró a nadie.

“Alguien les avisó que había un operativo y por eso cuando llegaron las autoridades no encontraron a nadie”, agregó.

El 30 de diciembre pasado, 32 migrantes de Ecuador, Colombia, Venezuela, Honduras y México que viajaban en un autobús privado fueron secuestrados en el estado de Tamaulipas, en el norte del país, y liberados poco después.

Por otra parte, en el estado norteño de Chihuahua murió un migrante venezolano y otras personas resultaron heridas —entre ellas un niño y su madre— al volcarse un vehículo que se trasladaba por una carretera que comunica la localidad fronteriza de Ciudad Juárez con Chihuahua, la capital del estado, indicaron el viernes autoridades estatales.

El niño, que sufrió un traumatismo craneoencefálico y fractura de maxilar, fue llevado en helicóptero a un hospital de Chihuahua, mientras que el resto de los lesionados fueron transportados por tierra.