Mánager de R. Kelly enfrenta juicio por amenaza

·3  min de lectura

NUEVA YORK (AP) — El juicio del mánager de R. Kelly, acusado de forzar la cancelación de una función de un documental sobre el abuso sexual de mujeres y niñas por parte del cantante al amenazar al público de un cine abarrotado de Manhattan, comenzó el martes.

La fiscal federal Lara Pomerantz dijo al jurado que Donnell Russell hizo una aterradora y breve llamada telefónica al cine en diciembre de 2018 desde su casa en Chicago, y dijo que alguien planeaba disparar un arma contra el público que fue a ver la serie “Surviving R. Kelly” de Lifetime.

“Él sabía que sus palabras sabotearían el evento”, dijo.

La llamada provocó una llamada de emergencia a la policía, que ordenó la evacuación del cine y obligó la cancelación de la premiere. El evento incluía una discusión presencial con varias de las mujeres que aparecen en el documental.

“El acusado quería que las mujeres se quedaran calladas”, dijo Pomerantz en una corte federal de Manhattan. Agregó que Russell estaba motivado por el deseo de proteger la lucrativa carrera del cantautor de éxitos multiplatino galardonado con el premio Grammy.

Kelly, quien fue sentenciado a 30 años de prisión en junio, fue declarado culpable de asociación delictuosa y tráfico sexual el año pasado.

El abogado defensor Michael Freedman dijo a los miembros del jurado que exonerarían a Russell si estudiaran la evidencia.

Freedman dijo que hubo muchas llamadas telefónicas al cine el día de la función y que los jurados “tendrán que decidir qué significa todo esto y qué prueba, si es que prueba algo, sobre mi cliente”.

Dijo que no había ninguna grabación de la amenaza telefónica, por lo que los miembros del jurado no podrán escuchar la voz de quien la hizo, y agregó que el empleado del cine que recibió la amenaza testificará que la voz del individuo sonaba diferente de la de Russell.

“Esa persona sonaba agresiva y sonaba como si estuviera afuera y como si fuera de Brooklyn”, dijo Freedman.

Insistió en que no había evidencia suficiente para demostrar que Russell había cometido un delito.

Sin embargo, Pomerantz dijo que Russell demostró su culpabilidad en parte a través de sus comunicaciones con una mujer coludida que estaba en el cine en ese momento.

La fiscal dijo que Russell envió a la mujer un mensaje de texto para decir que la policía podía estar en camino poco antes de que llegara y luego le pidió que borrara el mensaje de texto, pero la mujer nunca lo hizo.

Pomerantz dijo que los registros telefónicos que se presentarán como evidencia mostrarán que Russell llamó al cine nueve veces el día de la proyección, y en una llamada se hizo pasar por un abogado de Kelly y argumentó que la proyección dañaría la reputación y la marca del cantante.

Agregó que Russell también envió un correo electrónico a los empleados de Lifetime amenazando con una demanda si el evento no era cancelado.

La fiscal dijo que Russell “trató de detener el evento de todas las formas posibles”.

En otro caso independiente relacionado con Kelly, un admirador del artista se declaró inocente el miércoles en una corte federal de Brooklyn de hacer amenazas a los fiscales en el juicio de Kelly por abuso sexual. En documentos judiciales se menciona un video del acusado Christopher Gunn diciendo: “Si Kellz cae, todos caen”.

Se envió un mensaje al abogado de Gunn solicitando declaraciones.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.