Anuncios

Lula no descarta nominar a su abogado personal para la Corte Suprema

Sao Paulo, 2 mar (EFE).- El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, no descartó este jueves la posibilidad de postular a su abogado personal, Cristiano Zanin Martins, quien lo defendió en los procesos de corrupción que enfrentó en el pasado, para ocupar un asiento en la Corte Suprema.

"Si hoy nombrase a Zanin, todo el mundo entendería que merecía ser nominado. Técnicamente creció de forma extraordinaria. Es mi amigo, mi compañero, como tengo otros compañeros, pero nunca elegí a alguien por causa de eso", dijo el mandatario, en una entrevista a la emisora BandNews.

Lula, en el poder desde el pasado 1 de enero, tendrá que elegir este año a dos nuevos magistrados de los once que componen la máxima instancia judicial del país, debido a que los jueces Ricardo Lewandowski y Rosa Weber se jubilarán al cumplir 75 años de edad.

Zanin Martins defendió al antiguo sindicalista en las múltiples causas de corrupción que fueron abiertas en su contra, la mayoría relacionadas con la extinta Operación Lava Jato y por las que llegó a recibir dos condenas, que luego fueron anuladas por el Supremo.

Lula llegó a pasar 580 días en prisión. La anulación de sus condenas, en 2021, le permitió recuperar sus derechos políticos y presentarse a las elecciones presidenciales del año pasado que venció ante el entonces gobernante, el ultraderechista Jair Bolsonaro.

La Justicia también ha ido archivando en los últimos años todas las investigaciones de las que fue objeto, con Zanin Martins como figura central de su defensa.

En la entrevista, el jefe de Estado subrayó que sus candidatos para el alto tribunal tendrán que poseer un "notorio saber jurídico", "carácter" y que sean "cumplidores de la Constitución", y que antes de hacer público sus nombres "consultará a mucha gente".

"No quiero escoger un juez para mí, es para la nación", aseveró.

Los nombres que elija el líder del Partido de los Trabajadores (PT) pasarán por una entrevista en la Comisión de Constitución y Justicia del Senado y tendrán que ser aprobados por el plenario de la Cámara Alta, hoy dominado por fuerzas conservadoras.

Por otro lado, Lula declaró que "no piensa" en seguir la tradición y elegir al próximo fiscal general a partir de los tres candidatos más votados por los procuradores del país.

Hoy el cargo lo ocupa Augusto Aras, quien fue elegido por Bolsonaro y cuyo mandato finalizará en el próximo mes de septiembre.

El actual mandatario brasileño declaró que "pensará mucho" al respecto y que se guiará por un "criterio personal", pero prometió ser "más cuidadoso en la elección del próximo fiscal general de la República".

"Espero escoger un ciudadano decente, digno, de mucho carácter, y que sea respetado", manifestó.

(c) Agencia EFE