Lowry fue clave en triunfo ante los Pelicans. ¿Qué significa para el Heat el repunte de su veterano armador?

Al Diaz/adiaz@miamiherald.com

La seguidilla de puntos duró solo 102 segundos, pero fue significativa para el Heat y el veterano armador Kyle Lowry.

Sí, los nueve cartones consecutivos de Lowry en un lapso de un minuto y 42 segundos al final del último cuarto en la victoria 100-96 sobre los Pelicans de New Orleans, el domingo, ayudaron a Miami a conseguir el triunfo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El Heat (26-22) continúa su estadía en casa y este martes recibe a los Celtics de Boston (7:30 p.m., TNT, Radio Mambí 710 AM).

Pero esa espectacular actuación también fue importante para Lowry, quien sigue tratando de encontrar su lugar dentro de la ofensiva del Heat en alineaciones que generalmente priorizan poner el balón en manos de jugadores de alto perfil como Bam Adebayo, Tyler Herro y Jimmy Butler.

Ante los Pelicans, sin embargo, la pelota estuvo en las manos de Lowry en el momento decisivo y este acertó tiros en cuatro posesiones ofensivas consecutivas, en un lapso que comenzó con 3:03 en el reloj en el cuarto parcial y terminó con 1:21 por jugar.

“Tuvimos una muy buena ejecución en la recta final y Kyle fue una parte importante de eso”, expresó el entrenador Erik Spoelstra.

“Estábamos pensando en otras variantes ofensivas y Kyle simplemente volvió a lo clásico y realizó muchas jugadas importantes en esa recta final”.

Pero Butler merece algo de crédito por la gran racha de Lowry en ese final.

Butler le hizo señas a Adebayo para que hiciera la pantalla que ayudó a crear espacio para el triple de Lowry, con 3:03 restantes, que dio inicio a la ráfaga de nueve puntos seguidos y colocó a Miami adelante por cinco unidades.

El Heat ejecutó la misma acción en la siguiente posesión. Lowry usó otra pantalla de Adebayo para llevar el balón por la izquierda y tras un finta a un defensor rival anotó un disparo de cinco pies de distancia que le dio ventaja a Miami de cinco unidades con 2:27 en la pizarra.

Unos segundos más tarde, Butler indicó a los demás jugadores que dejaran espacio para hacer otro pick-and-roll de Lowry y Adebayo.

El armador aprovechó la pantalla de Adebayo para entrar al aro por la izquierda y consiguió una bandeja que le permitió al Heat liderar por cuatro cartones con 1:46 por jugar.

El atracón de puntos de Lowry en ese último cuarto finalizó con Butler pidiendo otro pick-and-roll de Lowry y Adebayo en la cuarta posesión consecutiva.

Lowry nuevamente aprovechó al máximo una pantalla de Adebayo para conducir la pelota por la izquierda y ejecutó con puntería un tiro con salto de dos puntos de 18 pies para extender la ventaja de su equipo a tres unidades, con 1:21 restantes.

“Honestamente, Jimmy fue la razón por la que yo pude realizar las jugadas de pick-and-roll”, aseguró Lowry.

“Simplemente me dio la pelota y me dijo que hiciera las jugadas. Fue una de esas noches que pude aprovechar las oportunidades que tuve y eso fue todo”.

Lowry cerró el partido con 17 puntos, dos asistencias y cuatro robos.

“En ese tramo en particular, que dura tres minutos, Lowry leyó eso intuitivamente. Cada vez que tratábamos de hacer un pase ellos hacían un desvío o un robo”, explicó Spoelstra quien resaltó que el equipo tuvo 22 pérdidas de balón ante los Pelicans.

“Creo que él sintió eso y lo entendió”.

Con 36 años, Lowry promedia 12,8 puntos con un 40,9 de efectividad en los tiros de campo y un 34 por ciento en los triples, con 5,4 asistencias por partido esta temporada.

La última vez que Lowry promedió menos de 13 cartones por partido fue en su primer año con los Raptors de Toronto en la temporada 2012-13.

Lowry también ha registrado una tasa de uso (una estimación del porcentaje de jugadas de equipo realizadas por un atleta mientras está en la cancha) del 16,8 por ciento esta campaña, que sería la más baja para él desde su campaña de novato (2006-07) cuando participó en solo 10 encuentros con los Grizzlies de Memphis.

“Creo que somos solo yo y Caleb Martin los que movemos el balón y hacemos que Tyler, Bam y Jimmy hagan mejor su trabajo”, afirmó Lowry sobre su papel en el quinteto inicial.

“Creo que eso es lo que hemos seguido tratando de hacer. Tyler ha sido excelente con el pick-and-roll, Bam ha estado muy bien con sus tiros en suspensión y Jimmy es Jimmy. Entonces, Caleb y yo tratamos de que el trabajo de ellos sea más fácil”.

Spoelstra sabe que Lowry necesita involucrarse más para maximizar el potencial de la ofensiva del Heat.

Miami ocupa el puesto 26 en el índice ofensivo de la NBA esta temporada, por delante solo de los Spurs de San Antonio, Pistons de Detroit, Hornets de Charlotte y Rockets de Houston.

“Estamos tratando de encontrar un equilibrio en el que todos puedan ser agresivos y asertivos y no queremos que él se quede fuera de eso’’, acotó Spoelstra sobre Lowry, quien es el tercer jugador mejor pagado de Miami, solo por detrás de Adebayo y Butler.

“Ciertamente, cuando él es agresivo y juega en el pick-and-rolls, eso nos hace mucho más dinámicos”.

Pero Lowry también ha estado luchando contra las molestias en la rodilla izquierda que lo obligaron a perderse cuatro partidos consecutivos a principios de este mes.

Ese problema de la rodilla requirió tratamiento para aliviar algo del dolor mientras estuvo fuera.

“Estoy tratando de adaptarme al juego’’, señaló Lowry.

“Es un ajuste. Pero eso no importa al final del día. Se trata de ganar partidos y hacerlo juntos”.