Conservadores de Merkel ganan elección en Sarre y reciben impulso para campaña nacional

Por Paul Carrel y Hakan Erdem
1 / 2

Annegret Kramp-Karrenbauer, ministra-presidenta de Sarre y candidata por la CDU de Merkel, reacciona al resultado de las elecciones en el estado

Annegret Kramp-Karrenbauer, ministra-presidenta de Sarre y candidata por el partido Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Merkel reacciona al resultado de las elecciones en el estado en Saarbrücken, Alemania. 26 de marzo, 2017. Los conservadores de la canciller Angela Merkel ganaron el domingo una elección regional en el occidental estado de Sarre, propinando un revés a sus rivales del Partido Socialdemócrata y fortaleciendo sus opciones de ganar un cuarto mandato en las elecciones nacionales del 24 de septiembre en Alemania. REUTERS/Kai Pfaffenbach

Por Paul Carrel y Hakan Erdem

BERLÍN/SAARBRÜCKEN (Reuters) - Los conservadores de la canciller Angela Merkel ganaron el domingo una elección regional en el occidental estado de Sarre, propinando un revés a sus rivales del Partido Socialdemócrata y fortaleciendo sus opciones de ganar un cuarto mandato en las elecciones nacionales del 24 de septiembre en Alemania.

La Unión Demócrata Cristiana (CDU, por su sigla en alemán) de Merkel robusteció su posición como el mayor partido del estado, a pesar de las expectativas de que el Partido Socialdemócrata (SPD) sería impulsado por la elección de su nuevo líder nacional, Martin Schulz.

El CDU obtuvo un 40,1 por ciento de los votos, desde el 35,2 por ciento que alcanzó en la última elección en Sarre en el 2012, mostró un sondeo a boca de urna del canal ARD. El SPD descendió a un 30,1 por ciento desde un 30,6 por ciento.

Antes de la elección, los sondeos apuntaban a la posible formación de una alianza entre el SPD, el partido de extrema izquierda Link y los ecologistas del partido Verde, o incluso una coalición totalmente "roja" si los Verdes no logran votos suficientes.

Pero los Verdes no alcanzaron el umbral de un 5 por ciento de los votos necesarios para entrar en la asamblea estatal y el SPD y Linke, que consiguió un 13 por ciento de las preferencias, carecen de los votos necesarios para formar una coalición.

"La gente decidió por la estabilidad y la fiabilidad", dijo el secretario general del CDU, Peter Tauber. "Este resultado es un claro rechazo a los rojos-rojos-verdes", agregó, refiriéndose a la coalición del SPD, el Link y los Verdes.

Sarre tiene sólo 800.000 votantes inscritos, pero realiza el primero de tres comicios regionales que tendrán lugar antes de la votación federal del 24 de septiembre y brindan a los partidos una oportunidad para que ganen -o pierdan- fuerza en su intento de imponerse a nivel nacional.

Merkel, que tiene 11 años en el poder, ha sido un pilar de estabilidad en Europa, a la que ha guiado durante las crisis de la zona euro y de inmigrantes, y ofrece experiencia en un momento en el que muchos votantes están inquietos por el auge del populismo.

El partido de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD), que restó votos a Merkel en las elecciones regionales del año pasado luego de su decisión de abrir las puertas del país a los inmigrantes de Oriente Medio, obtuvo un 6,1 por ciento de los votos en Sarre.