Lo bueno, lo malo y lo feo del 2o. debate presidencial

Foto: Cuartoscuro

El debate de este domingo 20 de mayo de 2018, pasará a la historia como uno de los más aburridos de la historia. De nuevo tuvimos que escuchar lo mismo que hemos escuchado a lo largo de la campaña y antes. Pero ¿qué pasó, por qué no se avanzó en el hecho de conocer más posturas de los candidatos a la Presidencia?

VER / Y no podrían faltar… los MEMES del 2o. debate presidencial

Lo malo del debate

Una cuestión que pesó fue que los moderadores en varias ocasiones hablaban más que los propios candidatos; entre las preguntas largas y muy elaboradas pues les daban pretexto a los políticos para desviarse y no dar respuestas contundentes. Mucho protagonismo de León Krauze y de Yuriria Sierra, pero pocas preguntas que obligaran a los candidatos a posicionarse sobre los temas. Las preguntas del público mal preparadas, no parecía que la gente de producción o los mismos moderadores haya hablado antes con ellos para estar en lo mismo. Además de mucha confusión en el turno de las réplicas.


Lo feo

La pelea entre AMLO y Anaya. Mal los dos, Ricardo Anaya provoca paseándose frente a Obrador con datos sobre la baja inversión extranjera en el periodo que el Peje gobernó la Ciudad de México y éste aprovechó para trolearlo mostrando su cartera y diciendo que la iba a cuidar.

Al parecer la pelea de este par ya es cuento viejo, no ayuda a un debate y mucho menos a conocer lo que la gente quiere saber el que se estén peleando y echándose en cara. En las redes ya es un tema que se presta a burlas y es algo que la organización del INE y las funciones de los moderadores debería ser un tema importante.


Lo bueno

Pues los abrazos de Andrés Manuel a sus adversarios, con una de sus clásicas frases “abrazos sí, balazos no”, y se acercó a cada uno, mientras el Bronco le animaba, fue un buen momento después de tanta tensión e incluso de insultos entre los candidatos.

Es un sentir en las redes y en las charlas de café que la gente se harta de las peleas entre ellos, entonces ver un momento de respeto puede resultar agradable, incluso el Bronco estaba relajada proponiendo como el que “no tiene nada que perder”, y AMLO estaba hasta divertido con sus ocurrencias.


Algunas frases:

Jaime Rodríguez “El Bronco”: “Hay que mocharle las manos a los aduanales”. Una frase que lo retrata y que confirma la idea que expresó en el primer debate.

Andrés Manuel López Obrador: “Vamos a convencer a Estados unidos de firmar una Alianza por el progreso; EU, México, Canadá y países Centroamericanos”.

Ricardo Anaya: “Abrir debate de la mariguana, no creo que la legalización sea una respuesta”, lo dijo presionado, no quería responder.

José Antonio Meade: “No se equivocó Peña a invitar a Trump a los Pinos”, no hay defensa para eso.