Anuncios
Elecciones México 2024:

Cobertura Especial | LO ÚLTIMO

La llegada de migrantes cubanos obliga el cierre de parque nacional en Cayos de Florida

La llegada de por lo menos 300 migrantes cubanos durante los dos últimos días al Parque Nacional Dry Tortugas, en los Cayos de Florida, obligó este domingo a su cierre temporal mientras las autoridades atienden y rescatan de los islotes a los recién llegados que están varados.

La Guardia Costera informó que está al tanto del desembarco de múltiples embarcaciones que involucran a migrantes cubanos este fin de semana en el parque, situado a más de 70 millas al oeste de Cayo Hueso, a donde serán trasladados.

La reserva, una cadena de islotes en el golfo de México, será cerrada para los visitantes a partir del lunes 2 de enero y durante varios días, informó el domingo el Servicio de Parques Nacionales.

Señaló que ha habido un aumento reciente de personas que llegan en barco desde Cuba al parque y a otros sitios en los Cayos de Florida.

Vista de Un bote de inmigrantes cubanos en los Cayos de Florida, el sábado 31 de diciembre de 2022. La Patrulla Fronteriza de Estados Unidos expresó  que 88 personas de ese país llegaron a los Cayos desde el día anterior.
Vista de Un bote de inmigrantes cubanos en los Cayos de Florida, el sábado 31 de diciembre de 2022. La Patrulla Fronteriza de Estados Unidos expresó que 88 personas de ese país llegaron a los Cayos desde el día anterior.

El domingo 1ro de enero los agentes de la Patrulla Fronteriza también confirmaron que, por separado, habían detenido a más de 160 ciudadanos cubanos que habían comenzado a llegar la madrugada de ese día.

Por la tarde, los agentes habían contado al menos 10 desembarcos diferentes de inmigrantes que se habían extendido desde Cayo Largo hasta los Cayos de Florida.

Los servicios de ferri e hidroavión operados por concesión también fueron suspendidos temporalmente, detalló.

El cierre es necesario para la seguridad de los visitantes y para que las autoridades cuenten con el espacio e instalaciones para atender a los migrantes, señalaron las autoridades federales.

Los agencias de la aplicación de la ley en Estados Unidos están lidiando con el mayor aumento en la migración marítima de Cuba y Haití en casi una década, ya que ambos países atraviesan una crisis y una agitación económica cada vez peores.

En el caso de los cubanos, los migrantes han estado llegando en embarcaciones más pequeñas y caseras.

Los ciudadanos haitianos, mientras tanto, viajan en barcos grandes y atestados.

La Guardia Costera y otras agencias federales, estatales y locales están coordinando esfuerzos para rescatar a las personas actualmente varadas en las islas remotas y deshabitadas, expresó el contralmirante Brendan C. McPherson, comandante del Séptimo Distrito de la Guardia Costera.

Señaló que les proporcionarán alimentos, agua y los primeros auxilios básicos antes de ser transferidos a los agentes federales migratorios en los Cayos de Florida.

Serán después procesados por la Patrulla Fronteriza para determinar su estatus legal, si permanecen en Estados Unidos o serán procesados para su remoción y repatriación, explicó el también director de la Fuerza de Tarea de Seguridad Nacional de Sureste.

Advirtió que “la migración marítima irregular e ilegal siempre es peligrosa y muy a menudo mortal. No se haga a la mar”.

En lo que va del presente año fiscal 2023, es decir desde el 1 de octubre pasado, la Guardia Costera ha interceptado en el mar a 3,839 cubanos, una significativa escalada de detenciones en comparación con los 838 interceptados en todo el año fiscal de 2021 y los 6,182 en 2022.

Según cifras suministradas por las autoridades estadounidenses, en el año fiscal 2020 fueron solo 49 los inmigrantes cubanos interceptados, y en 2018 el número llegó a 259, mientras que en 2017 y 2016 se interceptaron en el mar a 1,468 y 5,396 cubanos, respectivamente.