Un libro es devuelto con 76 años de retraso; la biblioteca revoca multa

·3  min de lectura

Una biblioteca anuló multas por más de 4,300 dólares después de que se devolviera un libro con una demora de 76 años.

Charlie Studdy se encontró con un ejemplar de This Way To The Tomb, una obra de Ronald Duncan, mientras ordenaba un librero en su casa. Y entonces descubrió que lo debió devolver el 17 de julio de 1946.

Se cree que el libro lo tomó prestado su difunta madre, Eileen Hoyle, quien, dijo Studdy, era una ávida lectora, cuando regresó a su hogar en Haworth, en West Yorkshire, Inglaterra, de la universidad.

El libro había estado en los estantes de la biblioteca por menos de un mes y solo había sido prestado una ocasión antes de que Hoyle se lo llevara. Charlie Studdy dijo que habría sido extraño que su madre olvidara regresarlo.

Cuando se puso en contacto con la biblioteca para hacerse cargo de la devolución demorada, el personal se dio cuenta de que, si le cobraban la tarifa actual de 15 peniques por día, le costaría la increíble cantidad de 3,552.45 libras esterlinas (4,351.50 dólares).

<span>Charles Studdy (derecha) se puso en contacto con la biblioteca para admitir la devolución atrasada. (Foto: Simon Galloway/Zenger)</span>
Charles Studdy (derecha) se puso en contacto con la biblioteca para admitir la devolución atrasada. (Foto: Simon Galloway/Zenger)

EL LIBRO LIBRÓ LA MULTA

Sin embargo, la biblioteca Kingsley and Local Studies, en Bradford, revocó las multas. Studdy, de Goole, East Yorkshire, dijo: “Sucedió por casualidad. Yo estaba ordenando algunos estantes a principios de esta semana cuando lo encontré.

“No lo reconocí, así que creo que vino de la casa de mi madre después de que la limpiamos cuando ella falleció hace nueve años. Es probable que lo tomara prestado de la biblioteca cuando fue a casa para las vacaciones y se le olvidara devolverlo.

“Hasta donde entiendo, no estaba en un grupo de teatro universitario, pero era una ávida lectora, por lo que no sorprende que tuviera una copia”, dijo Studdy. “A mi madre le encantaron los libros durante toda su vida. Fue una ávida lectora hasta el final”.

Hoyle estudió en la Universidad de Londres antes de que la transfirieran a la Universidad de Cambridge, durante la Segunda Guerra Mundial.

Más adelante, fue gerente regional de Citizens Advice Bureau (la Oficina de Asesoramiento al Ciudadano) y fue nombrada miembro de la Orden del Imperio Británico (MBE) por sus servicios a la organización.

<span>Se cree que el libro le fue prestado a su difunta madre, Eileen Hoyle, quien era una ávida lectora. (Foto: Simon Galloway/Zenger)</span>
Se cree que el libro le fue prestado a su difunta madre, Eileen Hoyle, quien era una ávida lectora. (Foto: Simon Galloway/Zenger)

76 AÑOS, UN RÉCORD

“Esta es una historia tan hermosa y es grandioso ver que el libro ya fue devuelto. Ahora está en exhibición en nuestra Biblioteca Keighley”, dijo Sarah Ferriby, del Consejo de Bradford.

“Hemos llevado a cabo varias ‘revocaciones de multas’ durante la pandemia para alentar a los lectores a recuperar sus libros atrasados. Sin embargo, 76 años es un récord para nuestras bibliotecas.

“Obviamente, no le cobraríamos al Sr. Studdy por el libro atrasado de su madre. Y los lectores pueden estar seguros de que nunca les cobraremos más de lo que vale el libro, ¡sin importar lo tarde que sea! Preferimos recuperar los libros y a los clientes siempre que sea posible.

“Nuestro servicio de bibliotecas está celebrando su 150 aniversario este año. Es extraordinario que este libro hubiera estado en calidad de préstamo durante más de la mitad de ese tiempo”. N

<span>El libro ahora es exhibido en una vitrina de la biblioteca. “Tiene una historia hermosa”. (Foto: Simon Galloway/Zenger)</span>
El libro ahora es exhibido en una vitrina de la biblioteca. “Tiene una historia hermosa”. (Foto: Simon Galloway/Zenger)

(Publicado en cooperación con Newsweek. Published in cooperation with Newsweek).

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

De qué hablamos cuando hablamos de libros y lectores

‘Creé una editorial para rescatar a escritores cubanos; sin apoyo ni financiamiento hemos publicado 400 libros’

Cinco décadas de poner libros en las manos de los lectores

La rebelión de las letras

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.