Tras librar cadena perpetua con controvertido acuerdo, víctimas de Naasón Joaquín presentarán demanda civil

·4  min de lectura

Después de que Naasón Joaquín recibió una sentencia reducida de 16 años y 8 meses de prisión a pesar de tener acusaciones de abuso sexual, pornografía infantil y trata de menores, las cinco jóvenes anónimas cuyas denuncias llevaron al encarcelamiento del líder de la Luz del Mundo, presentarán una demanda civil en una corte de California.

“Nunca había visto un caso con más evidencia contra un individuo, contra una iglesia… El hecho de que Naasón haya podido zafarse con una sentencia reducida de 16 años y medio de cárcel, que posiblemente será reducida, es una de las mayores injusticias que yo haya imaginado”, dijo a Univisión Jonati Joey Yedidsion, abogada de las cinco víctimas de Naasón Joaquín.

En el juicio se había dicho que la Fiscalía contaba con “una montaña” de evidencias de que el pastor tenía mujeres a su servicio que reclutaban niñas y adolescentes que después eran abusadas sexualmente.

El controvertido trato por el que se declaró culpable a cambio de que se le retiraran 16 de los 19 cargos, lo logró de la cadena perpetua y dejó a muchas de las víctimas con un sentimiento de impotencia y ausencia de justicia pues Naasón podría salir libre en marzo del 2031, cinco años antes de que se cumpla cabalmente su condena, por su buena conducta en la cárcel y otros créditos que le ha otorgado el CDCR (Departamento estatal de Correccionales y Rehabilitación).

La demanda también incluirá a varios familiares del líder eclesiástico y a Alondra Ocampo, Susana Medina Oaxaca y Azalea Rangel, las tres asistentes que se mencionan en el caso criminal de ser quienes cooptaban a las niñas y adolescentes, dos de las cuales han sido juzgadas y la última que se encuentra prófuga desde hace tres años.

La iglesia que fundó el abuelo de Naasón, tiene su sede internacional en Guadalajara, Jalisco y se mantiene activa, aunque ha cerrado sus actividades al público en general. Sin embargo, hay decenas de denuncias y relatos en las redes sociales sobre desapariciones de niñas, niños y jóvenes en los diferentes eventos de La Luz del Mundo de los nunca se volvió a saber.

La fortuna e influencia que ha acumulado la iglesia a lo largo de décadas, es representada en las fuertes relaciones e influencia política que se ve en México, al grado de que, antes de ser detenido en Estados Unidos, Naasón Joaquín fue homenajeado en el Palacio de Bellas Artes al que acudieron varios políticos de la actual administración a rendirle respetos.

El podcast “Salí de una secta” de Ada Camarena, una joven que sobrevivió y salió de La Luz del Mundo, que ahora relata la forma en que la iglesia controla a las mujeres y les impone una forma de vida, coartando su libertad y el desarrollo de su personalidad.

Según su jerarquía, La Luz del Mundo, fundada en 1926 por Eusebio Joaquín González, un hombre de escasos recursos que se unió al ejército constitucionalista durante la Revolución Mexicana, tiene el objetivo de inculcar en los creyentes el sentido de responsabilidad personal, familiar, cívica y social a través del principio universal de fraternidad cristiana.

Eusebio, que se llamaba a sí mismo Aarón por un supuesto designio divino, murió en 1964 y pasó el liderazgo de la organización a su hijo, Samuel Joaquín, quien murió en 2014 dejando la dirección de la iglesia al quinto de sus ocho hijos, hoy preso en los Estados Unidos.

"Consideramos el fanatismo y la intolerancia religiosa como limitantes del desarrollo de los países; en consecuencia, abrimos nuestras puertas al conocimiento que erradique la pobreza, ignorancia, vicios y fármaco dependencia", establecen en su sitio oficial.

Sin embargo, los testimonios de quienes salen de la iglesia, afirman que a las mujeres se les enseña que “la mejor carrera es la de servir a Dios” y que “servir a la iglesia es mejor que cualquier carrera”, mientras que desde niños se les advierte que “los jóvenes hacen de la escuela un ídolo”.