Anuncios

Liberan barco petrolero vinculado a Israel capturado frente a costas de Yemen. Marina de EEUU fue clave

Atacantes capturaron y posteriormente liberaron un petrolero vinculado a Israel frente a las costas de Yemen el domingo, informaron las autoridades.

El gobierno de Yemen culpó a los rebeldes hutíes respaldados por Irán del ataque, que se produjo tras al menos otros dos ataques marítimos recientes relacionados con la guerra entre Israel y Hamás.

Los atacantes se apoderaron del Central Park, de bandera liberiana y administrado por Zodiac Maritime, en el Golfo de Adén, indicaron la compañía, las fuerzas militares estadounidenses y británicas y la firma privada de inteligencia Ambrey.

Temprano el lunes por la mañana, Zodiac anunció que el barco, que transportaba ácido fosfórico, y su tripulación de 22 marineros de Bulgaria, Georgia, India, Filipinas, Rusia, Turquía y Vietnam estaban “ilesos”.

“Queremos agradecer a las fuerzas de la coalición que respondieron rápidamente, protegiendo los activos en el área y respetando el derecho marítimo internacional”, destacó la compañía. No ofreció detalles sobre cómo los atacantes abandonaron el barco ni los identificó.

El Pentágono dijo a The Associated Press que el barco estaba “actualmente a salvo”, sin ofrecer más detalles sobre lo que les sucedió a los atacantes.

Las fuerzas estadounidenses a bordo del destructor USS Mason clase Arleigh Burke respondieron a la llamada de socorro desde Central Park, dijeron dos funcionarios de defensa estadounidenses, que hablaron a condición de mantener el anonimato porque no estaban autorizados a discutir el incidente.

Zodiac describió el barco como propiedad de Clumvez Shipping Inc., aunque otros registros vinculaban directamente a Zodiac como el propietario. Zodiac Maritime, con sede en Londres, forma parte del Grupo Zodiac del multimillonario israelí Eyal Ofer. Los registros corporativos británicos mencionan a dos hombres con el apellido Ofer como director actual y anterior de Clumvez Shipping, incluido Daniel Guy Ofer, quien también es director de Zodiac Maritime.

Los rebeldes hutíes de Yemen, que controlan la capital, Saná desde 2014, no hicieron comentarios sobre la captura. Sin embargo, el gobierno de Yemen reconocido internacionalmente, que tiene su sede en la cercana Adén, culpó a los rebeldes por el ataque en un comunicado difundido por su agencia de noticias estatal.

“El gobierno yemení ha renovado su denuncia de los actos de piratería marítima llevados a cabo por las milicias terroristas hutíes con el apoyo del régimen iraní, el más reciente de los cuales fue el secuestro del Central Park”, se lee en el comunicado.

El ataque ocurrió en una parte del Golfo de Adén que en teoría está bajo el control de las fuerzas de ese gobierno y está bastante distante del territorio del país controlado por los hutíes. No hay registro que los piratas somalíes operen en esa zona.

Zodiac Maritime ha sido blanco de ataques anteriormente en medio de una guerra en la sombra que se extendió por años entre Irán e Israel. En 2021, un ataque con drones que, según Estados Unidos y otras naciones occidentales, fue perpetrado por Irán, mató a dos miembros de la tripulación a bordo del petrolero Mercer Street de Zodiac frente a la costa de Omán.

Las Operaciones de Comercio Marítimo del Reino Unido (UKMTO, por sus siglas en inglés) del ejército británico, que proporciona advertencias a los marineros en el Medio Oriente, habían advertido anteriormente a los marineros que había detectado en la zona “dos embarcaciones blancas y negras que transportaban a ocho personas con vestimenta de tipo militar”.

Las UKMTO ubicaron al Central Park a más de 60 kilómetros (35 millas) al sur de la costa de Yemen, a unos 80 kilómetros (50 millas) al este de Djibouti y a unos 110 kilómetros (70 millas) al noreste de Somalia en el Golfo de Adén, una ruta marítima clave.

La captura del Central Park se produce después que un buque portacontenedores, CMA CGM Symi, propiedad de otro multimillonario israelí, fuera atacado el viernes por un presunto dron iraní en el Océano Índico. Irán no ha reconocido haber orquestado el ataque ni respondió a las preguntas de la AP sobre ese incidente.