Anuncios

Varias legislaturas estatales republicanas buscan evitar voto sobre derecho al aborto

ARCHIVO - Manifestación en apoyo del derecho al aborto, 2 de julio de 2022, en Kansas City, Missouri. (AP Foto/Charlie Riedel, Archivo)

CHICAGO (AP) — En los estados de Missouri y Mississippi se llevan a cabo intentos legislativos que pretenden impedir que los votantes tengan voz y voto sobre el derecho al aborto, basándose en estrategias antiaborto que se han observado en otros estados, como en Ohio el año pasado.

Los demócratas y los defensores del derecho al aborto afirman que estas iniciativas demuestran que los legisladores republicanos y los detractores del aborto intentan socavar los procesos democráticos que otorgan a los votantes un papel directo en la elaboración de las leyes estatales.

“Tienen miedo del pueblo y sus voces, así que su respuesta es impedir que sus voces sean escuchadas”, afirmó Laurie Bertram Roberts, directora ejecutiva de Mississippi Reproductive Freedom Fund. “No hay nada democrático en eso, y es el mismo esquema que hemos visto en Ohio y en todos estos otros estados, una y otra vez”.

Desde que la Corte Suprema de Estados Unidos anuló el derecho constitucional al aborto en 2022, los votantes de siete estados han protegido el derecho al aborto o han repelido los intentos de restringirlo en votaciones estatales. Los demócratas se han comprometido a hacer de esta cuestión un tema central de la campaña de este año en todas las elecciones.

Una propuesta aprobada el miércoles por la Cámara de Representantes de Mississippi prohibiría a los residentes presentar iniciativas sobre el aborto en las urnas de todo el estado. Mississippi tiene una de las restricciones más estrictas del país en materia de aborto, que está prohibido salvo para salvar la vida de la mujer o en caso de violación o incesto.

En respuesta al proyecto de ley, el representante demócrata Cheikh Taylor dijo que la democracia directa “no debería incluir términos y condiciones”.

“No dejes que nadie te diga que esto es sólo sobre el aborto”, dijo Taylor. “Esto se trata de un Partido Republicano que piensa que sabe lo que es mejor para ti mejor que tú sabes lo que es mejor para ti. Se trata de control. Demasiado para quienes hablan de libertad y un gobierno limitado”.

La resolución es un intento de reactivar el proceso de iniciativa electoral en Mississippi, que no cuenta con una desde 2021, cuando la Corte Suprema del estado dictaminó que el proceso no era válido porque requería que la gente recogiera firmas de los cinco distritos anteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos. Mississippi pasó a tener cuatro distritos tras el censo de 2000, pero el contenido de la iniciativa nunca se actualizó.

El congresista republicano Fred Shanks dijo que los legisladores de su partido en la cámara baja no habrían aprobado la resolución, que pronto se dirigirá al Senado, sin la exención del aborto. Algunos republicanos de la Cámara de Representantes dijeron que no se debería permitir al electorado someter a votación el cambio de las leyes del aborto porque Mississippi originó el caso legal que anuló el fallo del caso Roe contra Wade.

“Se necesitaron 50 años... para anular Roe contra Wade”, dijo el presidente de la cámara baja de Mississippi, el republicano Jason White. “No íbamos a permitir que se tirara por la ventana porque viniera gente de fuera del estado, se gastara 50 millones de dólares y sacara adelante una iniciativa”.

Pero los demócratas de Mississippi y las organizaciones de acceso al aborto criticaron la exención por limitar la voz del pueblo.

“Es una forma muy poco democrática de perjudicar el acceso a los servicios de salud reproductiva”, dijo Sofia Tomov, coordinadora de operaciones de Access Reproductive Care Southeast, miembro de la Coalición de Acceso al Aborto de Mississippi. “Está vulnerando la capacidad de la gente para participar en el proceso democrático”.

En Missouri, uno de los varios estados en que una iniciativa por el derecho al aborto podría presentarse ante los votantes en otoño, un plan apoyado por grupos antiaborto exigiría que las iniciativas obtuvieran una mayoría de votos en cinco de los ocho distritos congresuales del estado, además de una mayoría simple en todo el estado.

La propuesta se presenta días después que una campaña por el derecho al aborto en Missouri lanzara su iniciativa de ley con el objetivo de consagrar el derecho al aborto en la Constitución del estado. Los grupos por el derecho al aborto de Missouri también han criticado al secretario de Estado republicano, Jay Ashcroft, afirmando que está intentando obstaculizar la iniciativa al manipular el resumen de la papeleta electoral. Un tribunal de apelaciones de Missouri dictaminó recientemente que los resúmenes eran políticamente partidistas y engañosos.

Cuando se le preguntó durante una reciente audiencia del comité si la propuesta del Partido Republicano era un intento de deshacerse de la democracia directa, el legislador estatal republicano Ed Lewis dijo: “Creo que nuestros padres fundadores tenían tanto miedo de la democracia directa como deberíamos tenerlo nosotros. Por eso crearon una república”.

Sam Lee, activista político de Campaign Life Missouri, testificó el martes a favor de la necesidad de disposiciones como ésta que aseguran que “los derechos de la minoría no sean pisoteados”.

“La preocupación de nuestros fundadores, y la preocupación de muchas personas a lo largo de las décadas y los años, es evitar que haya una tiranía de la mayoría”, dijo.

El líder de la minoría demócrata en el Senado, John Rizzo, dijo que controlar quién puede votar y sobre qué temas ha sido “la máxima prioridad del Partido Republicano durante los últimos 20 años”.

“Así es como mueren las democracias”, dijo en una entrevista. “Lo estamos viendo en tiempo real. Es el momento más aterrador que he visto en mi vida”.

El representante demócrata Joe Adams criticó el plan en parte alegando que los distritos legislativos y del Congreso del estado están redefinidos para favorecer a los republicanos. Eso haría casi imposible que se aprobara una medida abortista en virtud de la ley propuesta.

Los intentos de impedir que se voten medidas abortistas en Missouri y Mississippi siguen una pauta similar en otros estados, que se centran en el proceso de iniciativa electoral, una forma de democracia directa de la que sólo disponen los votantes en la mitad de los estados.

El fiscal general republicano de Florida ha pedido a la Corte Suprema del estado que mantenga una propuesta de enmienda del derecho al aborto fuera de la papeleta, ya que una coalición por el derecho al aborto alcanzó este mes el número necesario de firmas para presentarla en la boleta de 2024.

En Nevada, un juez aprobó el martes la petición de una medida electoral a favor del derecho al aborto como apta para la recogida de firmas, desestimando un recurso legal de grupos antiaborto que intentaban impedir que la consulta se presentara ante los votantes.

Los defensores del derecho al aborto en Ohio han afirmado que la votación estatal del año pasado para consagrar el derecho al aborto en la Constitución del estado tenía tanto que ver con el aborto como con un referéndum sobre la propia democracia. Dijeron que los republicanos intentaron obstruir el proceso democrático antes de la votación e intentaron ignorar la voluntad del electorado tras la aprobación de la enmienda.

Los republicanos de Ohio convocaron unas elecciones especiales en agosto para intentar elevar el umbral para aprobar futuras enmiendas constitucionales de una mayoría simple al 60%. Esa iniciativa fue derrotada en las urnas y se consideró en general que pretendía socavar la enmienda sobre el aborto.

Después que los votantes de Ohio aprobaran las protecciones constitucionales del aborto el año pasado, los legisladores republicanos se comprometieron a impedir que la enmienda revirtiera las restricciones del estado. Algunos propusieron impedir que los tribunales de Ohio interpretaran cualquier caso relacionado con la enmienda.

“No se trató sólo del aborto”, dijo el otoño pasado Deirdre Schifeling, directora política y de defensa de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés), tras la aprobación de la enmienda de Ohio. “Se trata de saber si la mayoría será escuchada”.

__

Las periodistas de The Associated Press Summer Ballentine en Jefferson City, Missouri, y Emily Wagster Pettus en Jackson, Mississippi, contribuyeron a este despacho.

___

The Associated Press recibe apoyo de varias fundaciones privadas para mejorar su cobertura explicativa de las elecciones y la democracia. La AP es la única responsable de todo el contenido.