Anuncios

Lech Walesa, acusado de perjurio en juicio sobre su supuesta colaboración con comunistas

Cracovia (Polonia), 30 nov (EFE).- El expresidente de Polonia y premio Nobel de la Paz Lech Walesa fue acusado este jueves de haber cometido perjurio en su declaración en un juicio de 2016, en el que estuvo inculpado por colaborar con el Gobierno comunista polaco.

Walesa, de 80 años, testificó hace siete años en una investigación impulsada por el Instituto de Memoria Histórica polaco y aseguró en el juicio que eran falsos los cerca de 50 recibos e informes en los que aparecía el nombre "Bolek", su alias como líder de la disidencia democrática.

En un comunicado difundido hoy a la prensa, la Fiscalía de Varsovia acusa ahora al ex presidente polaco de prestar falso testimonio, tras determinar que varios de los documentos fueron escritos o firmados por Lech Walesa.

La documentación empleada para imputar al histórico líder del sindicato Solidaridad fue hallada en el domicilio del General Czesław Kiszczak, antiguo ministro de Interior durante el régimen comunista en Polonia.

Desde 2016 un equipo de expertos de Cracovia, encabezados por el doctor Jan Sehn, ha examinado las pruebas presentadas contra Walesa y las ha comparado con otros manuscritos del premio Nobel que fueron redactados en los años de la dictadura comunista.

Tras concluir que varios de esos recibos e informes fueron escritos por el expresidente, remitieron un informe a la Fiscalía del distrito de Varsovia, lo que ha llevado a la reapertura de la causa.

En el juicio de 2016, en el que Lech Walesa solicitó retrasar su comparecencia en varias ocasiones por motivos de salud, el líder de Solidaridad se limitó a declararse "no culpable" y se negó a aportar ninguna explicación sobre las acusaciones formuladas contra él, aparte de negar la autenticidad de los documentos aportados por el fiscal.

Walesa se ha enfrentado en varias ocasiones a acusaciones de haber actuado como confidente de los servicios secretos durante el período comunista en Polonia y el anterior ministro de Educación, Przemyslaw Czarnek, aseguró que "en la escuela se debería enseñar la verdad histórica: que Walesa era, al mismo tiempo, líder del movimiento Solidaridad y un agente comunista".

De confirmarse que el expresidente polaco cometió perjurio, se enfrentaría a una pena de hasta tres años de prisión.

(c) Agencia EFE