Lección en Baltimore: la humildad de los Dolphins derrota a la soberbia de los Ravens

·4  min de lectura

!Qué partidazo jugaron los Dolphins! Varias veces parecían que estaban enterrados, pero supieron recuperarse y lograron un triunfo 42-38 que parecía imposible contra los Ravens, el domingo en el M&T Bank Stadium, en Baltimore.

Al final del tercer cuarto, los de Miami perdían 35-14 y a falta de cinco minutos empataron la lucha.

Justin Tucker había puesto adelante 38-35 a los Ravens a los 12:47 minutos del cuarto periodo, pero con apenas 19 segundos en el reloj, el quarterback Tua Tagovailoa dio un pase de siete yardas a Jaylen Waddle para sellar la victoria.

Lo más impresionante del resultado es que los Ravens y en especial su quarterback Lamar Jackson jugaron un partido sensacional, parecían arrolladores.

Jackson estuvo casi perfecto. Dio cuatros pases para touchdown, anotó uno tras correr 79 yardas en cuarto down y uno y completó 21 de 29 pases para 318 yardas. Corrió para 119 yardas en el partido, más que todos los Dolphins que ganaron por tierra 86 yardas.

Por su parte Tua pasó para el impresionante número de seis touchdowns, completó 36 de 50 pases para 469 yardas y fue interceptado dos veces.

Con esta actuación Tua empató con Dan Marino y Bob Griese con la mayor cantidad de pases de touchdown en un partido en la historia de los Dolphins.

El wide receiver de los Dolphins Jaylen Waddle (17) celebra con Tyreek Hill (10) Mike Gesicki (88) y River Cracraft (85) tras anotar un touchdown en el último cuarto del partido ante los Ravens, celebrado el 18 de septiembre de 2022 en Baltimore.
El wide receiver de los Dolphins Jaylen Waddle (17) celebra con Tyreek Hill (10) Mike Gesicki (88) y River Cracraft (85) tras anotar un touchdown en el último cuarto del partido ante los Ravens, celebrado el 18 de septiembre de 2022 en Baltimore.

También se convirtió en el segundo jugador más joven desde 1950 en completar al menos 450 yardas aéreas con seis pases de touchwons, solo por detrás del estelar quarterback de los Chiefs Patrick Mahomes.

El problemas de los Ravens fue que quisieron ir varias veces por el cuarto down y uno y fracasaron y de paso le dieron vida a los Dolphins.

Dos kilométricos pases del Tua a Tyreek Hill, de 48 y 60 yardas empataron el partido en 35, a falta de 5:27 minutos para el final.

La dirección del entrenador de los Dolphins Mike McDaniel fue magnífica pues jamás perdió la calma y condujo de manera metódica y serena a los suyos. El triunfo es un gran mérito de él.

Hill y Waddle fueron los heroes de los Dolphins con 11 recepciones cada uno, 190 y 171 yardas ganadas, respectivamente, y dos TDs por persona.

El encuentro no pudo haber empezado de la peor manera para los Dolphins, pese a que habían ganado el sorteo.

Los surfloridanos eligieron defender. No contaban con el retorno de 103 yardas de Devin Duvernay que puso adelante 7-0 a los Ravens en la primera acción del encuentro.

Era un golpe suficiente para aplastar a cualquiera. Encima Tua fue interceptado y a partir de ahí Baltimore lanzó una ofensiva de más de 10 minutos para quedar a una yarda de anotar.

Ahí apareció una heroica defensiva de los Dolphins que paró cuatro veces a Baltimore y recuperó el ovoide casi en su línea de meta.

Desde ahí se volcó a campo contrario para que Tua pasara a Waddle para un touchdown de seis yardas y empatara el partido, a los 4:02 minutos del segundo cuarto.

Los Ravens reaccionaron muy fuerte y se pusieron arriba 14-7 gracias a una combinación de 75 yardas de Jackson y Rashod Bateman, apenas cuatro segundos después del touchdown de los Dolphins.

Luego se produjo un gran momento para Baltimore. Jackson pasó para una yarda a Mark Andrews para touchdown y la ventaja aumentó 21-7, a los 10:53 minutos.

Tua fue interceptado y eso dio oportunidad para una larga ofensiva de los Ravens que culminó con un pase de 12 yardas de Jackson a Demarcus Robinson para touchdown, cuando faltaban apenas 33 segundos para irse al descanso.

Al volver a la cancha, los Dolphins basaron su ataque por tierra y lo concretaron con un pase de 14 yardas de Tua a Mike Gesicki para touchdown y acortar la distancia 28-14, a los 7:03 minutos del tercer cuarto.

Jackson, sin embargo, aplastó las esperanzas de los Dolphins con una corrida de 79 yardas para touchdown que puso la pizarra 35-14.

Los Dolphins continuaron luchando con dignidad y Tua dio un pase de dos yardas a River Cracraft para touchdown y acortar los números 35-21 a los 2:42 minutos del cuarto periodo.

La defensiva de Miami paró en cuarto down y uno a Jackson y mantuvo vivo al equipo.

A falta de 7:07 minutos para el fin del encuentro, Tua dio un pase de 48 yardas a Hill para touchdown y puso el partido al rojo vivo, que luego los Dolphins supieron cerrar de manera victoriosa para mantenerse invictos en la campaña.