Anuncios

Un lagarto sin patas, avispas que controlan plagas y mucho más: las especies descubiertas en 2023

(CNN) -- En 2023, científicos del Museo de Historia Natural de Londres y la Academia de Ciencias de California descubrieron casi 1.000 nuevas especies, lo que demuestra que la Tierra todavía alberga muchas maravillas inexploradas.

Los descubrimientos se realizaron durante un año que marca el 50 aniversario de la Ley de Especies en Peligro de Estados Unidos, que ofrece protección a plantas y animales amenazados y ha ayudado a salvar cientos de especies, según Scott Sampson, director ejecutivo de la Academia de Ciencias de California.

"Sin embargo, un millón de especies más siguen en peligro debido a actividades impulsadas por el hombre como la destrucción del hábitat, el cambio climático y la contaminación", dijo Sampson en un comunicado. "Debemos documentar la diversidad viviente de la Tierra para poder trabajar para protegerla, y la Academia de Ciencias de California tiene el honor de participar en este esfuerzo global fundamental".

La diversa lista de 968 nuevas especies incluye dinosaurios desconocidos anteriormente y criaturas extintas, escarabajos, polillas, babosas marinas, geckos, peces, ranas, arañas, plantas, hongos, gusanos y un eslizón sin patas.

Avispas que controlan plagas

Es probable que los científicos recuerden 2023 como el año de la avispa. De las 815 nuevas especies descritas por los investigadores del Museo de Historia Natural este año, 619 de ellas eran diferentes tipos de avispas polinizadoras, depredadoras y parásitas.

Dalek Nationi es una nueva especie de avispa de Costa Rica que lleva el nombre de los Daleks de la serie de televisión británica "Doctor Who" y su creador Terry Nation. Crédito: John Noyes/Museo de Historia Natural

El extraordinario número de descubrimientos fue impulsado por el trabajo del Dr. John Noyes y Christer Hansson, científicos asociados del Museo de Historia Natural, quienes llevan a cabo investigaciones en curso para descubrir abejas, hormigas y avispas en Costa Rica.

"Es importante seguir describiendo nuevas especies porque muchas tendrán una profunda influencia en su entorno y, sin saber cómo llamarlas, no podemos transmitir ninguna información sobre ellas", dijo Noyes.

Algunas de las nuevas especies de avispas presentan una variedad de tonos metálicos, incluidos el azul, el morado y el naranja. Como fanático de “Doctor Who” y un guiño a la serie de televisión británica que cumplió 60 años en 2023, Noyes nombró un género de avispas en honor a los villanos mutantes ficticios del programa llamados Daleks y su creador.

Y si bien las avispas pueden parecer una molestia armada con aguijones, estos insectos ayudan a controlar las poblaciones de plagas que pueden afectar los cultivos agrícolas.

“En los últimos 60 años aproximadamente, tres especies han sido increíblemente importantes. Uno para evitar la posible hambruna de hasta 300 millones de personas en África, otro para evitar la destrucción de la selva tropical en Tailandia y otro para el colapso de la economía de Togo”, dijo Noyes.

Un lagarto sin patas

Una nueva especie de lagarto sin patas fue encontrada deslizándose por las laderas de la Serra da Neve, la segunda montaña más alta de Angola. Los lagartos sin patas, conocidos como eslizones, se parecen a las serpientes y se esconden entre las hojas del suelo del bosque para cazar insectos y otras presas pequeñas.

Los eslizones se diferencian de las serpientes en que tienen aberturas para las orejas externas y párpados móviles, según el Zoológico de Virginia.

Si bien la mayoría de los eslizones tienen un color uniforme, el recién descrito Acontias mukwando tiene un anillo rosa alrededor del cuello.

Los investigadores descubrieron una nueva especie de eslizón sin patas llamada Acontias mukwando en las laderas de la Serra da Neve en Angola. Crédito: Arthur Tiutenko/Academia de Ciencias de California

Serra da Neve proporciona un ecosistema único para las plantas y animales inusuales que solo se encuentran viviendo en la cima aislada. La montaña está en el extremo norte del desierto de Namib y posee un ambiente fresco y húmedo.

"Cada nueva especie que describimos de esta montaña, y de otras similares, es evidencia de que lugares como estos merecen algún tipo de consideración de conservación", dijo en un comunicado el investigador asociado de la Academia de Ciencias, Aaron Bauer. "Todavía encontramos nuevas especies en estas 'islas' aisladas, lo que nos dice que no es demasiado tarde para la protección".

Plantas similares

Científicos del Instituto Politécnico Nacional de Durango, México, trabajaron con investigadores de la Academia de Ciencias para estudiar una suculenta poco común en la cordillera de la Sierra Madre Occidental.

La comunidad indígena local O'dam conoce desde hace mucho tiempo la planta, que crece en las laderas de los acantilados. El pueblo O’dam se refiere a la planta con hojas y tallos calvos como da’npakal, que significa calvo, desnudo o resbaladizo en su idioma.

Pachyphytum odam es una suculenta que crece en acantilados empinados. Crédito: Arturo Castro-Castro/Academia de Ciencias de California

Los investigadores han nombrado a la suculenta Pachyphytum odam para mantener la conexión entre la planta y la comunidad que vive en la tierra donde crece.

Los científicos también resolvieron un caso de confusión de identidad de una planta con flores en Costa Rica. Durante más de 150 años, se pensó que la planta pertenecía a una especie similar pero distinta en México.

La planta recientemente identificada, Stenostephanus purpureus, es diferente de una planta llamada Stenostephanus silvaticus que se encuentra en México. Las flores son de diferentes colores y a la planta costarricense le falta un pétalo plano, a menudo llamado plataforma de aterrizaje para las mariposas y otros insectos mientras recolectan polen. En cambio, los colibríes probablemente polinizaron Stenostephanus purpureus.

"Nunca cuestioné la identificación de los especímenes costarricenses, no hasta que hice una comparación lado a lado con imágenes de plantas vivas de México", dijo el investigador de la Academia de Ciencias Ricardo Kriebel en un comunicado. "Las diferencias entre las dos son sutiles cuando se trabaja con especímenes secos y muertos de colecciones".

Una nueva mirada al pasado

Investigadores del Museo de Historia Natural identificaron cuatro nuevas especies de aves extintas mediante el estudio de fósiles, incluidas las que vivieron durante la época de los dinosaurios. Uno de los descubrimientos más intrigantes del año fue el de Kumimanu fordycei, el pingüino más grande que jamás haya existido en la Tierra. Estas aves no voladoras vivieron hace 60 millones de años y pesaban aproximadamente 150 kilogramos.

Esta ilustración muestra al pingüino gigante Kumimanu fordycei, que vivió hace unos 60 millones de años. Crédito: Simone Giovanardi/Museo de Historia Natural

También se encontró en la Isla de Wight un tipo previamente desconocido de especie de dinosaurio con coraza. Conocida como la Isla de los Dinosaurios, la Isla de Wight es considerada uno de los mejores lugares para encontrar fósiles de dinosaurios en el Reino Unido.

El anquilosaurio, que vivió en la isla hace 140 millones de años, recibió el nombre de Vectipelta barretti en honor al profesor del Museo de Historia Natural Paul Barrett.

"Paul es increíblemente influyente en nuestra disciplina", dijo en un comunicado la Dra. Susannah Maidment, paleontóloga del museo que estudió la nueva especie. “Tiene un perfil increíblemente alto y ha contribuido enormemente al campo. Pero también ha tenido una influencia absolutamente enorme en todas nuestras carreras y queríamos agradecerle por ello. Así que decidimos ponerle su nombre a un organismo pequeño, puntiagudo y de movimiento lento”.

Los investigadores también nombraron a un hongo antiguo en honor a la querida ilustradora y autora de libros infantiles Beatrix Potter. El Potteromyces asteroxylicola, de 400 millones de años de antigüedad, que se encontró infectando las raíces de plantas fosilizadas, es el hongo causante de enfermedades más antiguo conocido. Además de escribir los libros de Peter Rabbit, Potter era una ávida micóloga que estudiaba y creaba representaciones detalladas de hongos.