La refinería en la que Felipe Calderón gastó 600 mdd y solo construyó una barda

·3  min de lectura
Foto: Cuartoscuro
Foto: Cuartoscuro

En el sexenio de Felipe Calderón como presidente de México una de las magnas obras que se puso en marcha fue la Refinería Bicentenario, que estaría ubicada en Atitalaquia, Hidalgo y a la cual se le invertirían 9,000 millones de dólares. Al final, la obra fue cancelada tras haberse gastado 600 millones de dólares. De ese proyecto lo único que se construyó fue la barda que delimitaba el terreno de lo que nuca fue.

El recuerdo de aquella promesa del expresidente panista ha sido revivido tras el anuncio de la compra que hizo Pemex de una refinería a Shell ubicada en Texas, por casi 600 millones de dólares (correspondientes al 50% de la propiedad, pues la otra mitad ya pertenecía a la petrolera mexicana).

Como una coincidencia del destino, destaca que la cantidad gastada por ambos gobiernos es la misma. Aunque en el caso de la obra de Calderón no solo se le ha criticado que lo único tangible haya sido un muro perimetral sino una deuda por los terrenos (700 hectáreas que pertenecían a 520 ejidatarios) de lo que sería la refinería y que aún se sigue pagando.

La promesa de una vida nueva llegó a aquella comunidad que se dedica a la siembra de maíz, frijol, alfalfa y cebada, pues les pagaron los terrenos y les prometieron empleo para ellos y para sus hijos.

El costo del terreno fue de 1,500 millones de pesos. La deuda la adquirió el estado y luego la traspaso a Pemex, la cual se está pagando en parcialidades y se liquidará hasta el 2027.

En un reportaje realizado por Noticieros Televisa, varios de los ejidatarios mencionaron que, ilusionados, compraron camiones y maquinaria para poder trabajar en la obra, los cuales incluso se descompusieron con el paso del tiempo, pues nunca se utilizaron.

También señalaron que se quedaron sin su fuente de trabajo, pues ya no cuentan con sus tierras para trabajar.

Quienes han aprovechado los terrenos abandonados, son los huachicoleros, pues ahí realizan tomas clandestinas para extraer hidrocarburos.

Delfino Martínez Hernández, presidente del Comisariado Ejidal de Atitalaquia, dijo en una entrevista a la BBC que la situación para ellos ahora es crítica, "En estos años el dinero ya se acabó. Y ya no hay tierras. Antes por lo menos con la cosecha de maíz o alfalfa se recibía un poquito, pero ahora ni eso".

"Dijeron que los hijos tendrían preferencia para trabajar allí, se habló de empleos en Pemex, por eso muchos accedieron a vender sus tierras. Pensaron: va a haber trabajo para nuestros hijos y a nosotros ya nos pagaron, va a estar bien", continuó Martínez Hernández.

El representante de los ejidatarios dijo que esperan que el gobierno les regrese sus tierras para que puedan sembrar de nuevo, o que les paguen los 135 millones de pesos que quedaron pendientes.

En 2014 el gobierno de Enrique Peña Nieto dio por cancelada la refinería a la cual finalmente se le invirtieron 620 millones de dólares. En aquel momento dijeron que la obra no era viable. Con ello no solo se esfumó la promesa de que México volvería a ser una potencia energética, también el de esperanza de un mejor futuro para los pobladores de Atitalaquia.

También debes ver:

EN VIDEO: Denuncian que puente de la CDMX se está desmoronando

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.