La rebelión de AMLO contra las leyes de México, todo con tal de perder

Enrique Pérez Quintana
·4  min de lectura
FOTO: VICTORIA VALTIERRA/CUARTOSCURO.COM
FOTO: VICTORIA VALTIERRA/CUARTOSCURO.COM

La equidad en la difusión de información y propaganda fue una de lucha emprendida por los partidos, principalmente de izquierda, que promovieron para que el Estado dejara de informar y hacer propaganda en tiempos electorales, con excepción de los temas educativos, de salud y protección civil. La limitación se concretó en la Constitución después del episodio en el que Andrés Manuel López Obrador increpó al presidente Vicente Fox, que manifestaba su simpatía por el PAN en tiempos electorales, gritándole ¡Ya cállate chachalaca!

El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, comentó recientemente que a partir del 4 de abril deben dejar de transmitirse íntegras las conferencias matutinas del presidente Andrés Manuel López Obrador, con el fin de garantizar la equidad en las campañas políticas que se realizarán en todo el país.

La Constitución indica que todo funcionario público, incluye al presidente de la república, está obligado a ser imparcial y no hacer uso de recursos públicos o programas sociales para apoyar o afectar a partidos o candidatos en tiempos electorales y, según Lorenzo Córdova, las mañaneras de López Obrador son “un espacio no solo de información sino de promoción de los actos de gobierno”.

La reacción del presidente López Obrador sobre el recordatorio hecho por el consejero Lorenzo Córdova fue en contra de suspender la transmisión integra de sus mañaneras. Expresó su posición en dos partes.

En la primera dijo que acudiría a las instancias judiciales en caso de que se le prohíba “porque sería un acto de censura, sería un agravio, un atentado a la libertad, eso no puede prosperar, desde el punto de vista constitucional y legal.

En la segunda dijo que aprovechaba para convocar para que opinen los mexicanos “si está bien que el INE nos silencie, si está bien que, en México, en nuestro país, no pueda hablar el presidente, no pueda informar”.

El presidente consejero, Lorenzo Córdova, comentó al respecto que el INE no ha propuesto que el gobierno renuncie a su derecho y obligación de informar. Recordó que los medios de comunicación tienen el derecho y la obligación de comunicar lo que se dice en las mañaneras pero, en tiempos electorales, no se deben difundir de manera íntegra. (El Universal, 13 de enero de 2021)

La posición del presidente López Obrador es de llamar la atención porque desde su tribuna matinal realiza la defensa de su derecho a hablar e informar cuando desde el INE se le recuerda que debe cumplir con el mandato constitucional de garantizar la equidad a partidos y candidatos, en tiempos electorales, suspendiendo la difusión integra de sus mañaneras y, desde esa misma tribuna, instrumenta su intención de terminar con Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) que garantiza a los mexicanos el derecho a la información sobre el manejo de los recursos que le pertenecen y administran, en ocasiones sin transparencia, los gobiernos federal, estatales y municipales.

La conferencia de prensa matinal le sirve al presidente López Obrador para defender lo que le interesa y atacar lo que no le es conveniente. Todos están de acuerdo en que tiene derecho a hablar, y hasta se tolera el abuso de su parloteo diario, lo mismo que tiene obligación de informar a los ciudadanos y honrar su juramento de “Cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes que de ella emanen.”

Todos están de acuerdo también en que los mexicanos tienen derecho a solicitar la información sobre la marcha del gobierno, sobre todo cuando se percibe que no va bien. Para eso sirve el INAI cuya función es ser un contrapeso del poder y se le otorgó su autonomía para evitar que desde el poder se limite el derecho de los ciudadanos a saber con total transparencia lo que hacen los gobernantes.

Una tribuna desde la que gracias a su “investidura” el presidente puede pronunciar el discurso sobre la defensa de su derecho a hablar e informar y en simultáneo atentar contra el derecho del resto de los mexicanos a estar informados con los datos que les permite hablar con sustento y denunciar los abusos del poder.

Arriba de su tribuna mañanera el presidente hace “política” con su peculiar estilo de gobernar. Los que no acceden a ese espacio solo hacen “politiquería” porque ejercen su derecho a cuestionar los hechos y dichos del Gobierno.

No son convenientes para Ya Sabes Quien la equidad que debe garantizar el INE, ni la transparencia que debe garantizar el INAI. Es el doble discurso y lo que falta.

También debes ver:

EN VIDEO: Violento ataque de un Pitbull a una joven que caminaba por la CDMX