La pifia de Ivanka Trump que socava el plan de su padre para impugnar el resultado de las elecciones

Jesús Del Toro
·4  min de lectura

Poco más de una semana después de la elección presidencial del 3 de noviembre de 2020, la agencia de noticias AP proyectó que Donald Trump fue el ganador en Alaska, y con ello añadió tres votos a su cuenta en el Colegio Electoral.

Una de las personas que en redes sociales celebraron ese hecho de modo entusiasta fue la hija del presidente, Ivanka Trump, quien en Twitter dijo: “¡El presidente Trump y senadores republicanos ganaron en Alaska, de modo abrumador con una masiva ventaja de 20 puntos! Apunten Alaska en la cuenta de Donald Trump”.

Ivanka Trump, hija y asesora del presidente Donald Trump. (AP Photo/Charlie Neibergall)
Ivanka Trump, hija y asesora del presidente Donald Trump. (AP Photo/Charlie Neibergall)

De haberse dado en otro momento y circunstancia, ese tuit sería signo de festejo y victoria. Pero en realidad es un despropósito y revela, a la vez, una hipocresía y una suerte de atolondramiento.

La victoria de Trump en Alaska es cierta, y en realidad se había previsto con mucha anticipación dada la hegemonía republicana en ese estado. Pero actualmente resulta totalmente irrelevante, pues el demócrata Joe Biden superó desde el pasado sábado los 270 votos en el Colegio Electoral necesarios para ganar la elección general y es ya el presidente electo.

Quizá Ivanka trató de ofrecerle una suerte de caramelo a su padre para pasarse mejor el amargo sabor de la derrota a escala nacional, algo que por cierto aún se niega a reconocer.

Pero el entorno de Trump ha clamado que no son los medios quienes declaran quién es el ganador de una elección y urgen a esperar a que se cuenten todos los votos mientras promueve infundadas versiones, incluso teorías conspirativas, sobre un inexistente fraude masivo.

Aún así, Ivanka no dudó en citar la proyección que AP hizo en Alaska a favor de su padre. ¿Entonces la proyección de los medios solo son válidos cuando benefician a Trump y son espurios cuando lo señalan perdedor?

Cabe señalar que la noción de que los medios declaran o han declarado al triunfador de la elección ha sido distorsionada en el entorno de Trump para hacer creer que maliciosas entidades de noticias manipulan datos para beneficiar a uno cierto candidato. En realidad, los medios –AP o televisoras– se basan en los datos que las autoridades de cada estado aportan y proyectan quién es el ganador en cada estado una vez que la cantidad de votos por contar resulta insuficiente, con base en las tendencias del voto, para revertir la ventaja de un candidato. Es decir, los medios no hacen sino matemáticas basadas en los datos de las autoridades electorales.

Al celebrar el triunfo de Trump en Alaska la hija del presidente puso en duda la estrategia misma que ha seguido la campaña de su padre para tratar de revertir el resultado desfavorable: han clamado que no se puede reclamar la victoria en un estado sino hasta que todos los votos sean contados y certificados y, en su caso, se realicen recuentos o se diluciden demandas judiciales.

Es una estrategia que ciertamente la campaña de Trump tiene derecho de perseguir, aunque para su desventura caiga en el vacío por la falta de pruebas sobre el fraude masivo que alega y por la improbabilidad mayúscula de que el resultado pueda ser revertido.

Pero Ivanka canta el triunfo en Alaska sin que se haya terminado el conteo –aún queda una cantidad importante d votos por computar– ni se haya por ende certificado oficialmente el resultado. Al ya no tener la elección en Alaska influencia alguna en el resultado general, el desliz es por ello también inocuo, pero es en todo caso una muestra de inconsistencia. Eso en agudo contraste con el clamor de la campaña de Trump, por ejemplo, para que no se declarara Arizona u otros estados ganados por Biden solo con base en las proyecciones, aunque estas fueran certeras y basadas en los cómputos reales.

TE PUEDE INTERESAR, EN VIDEO: Autoridades electorales de EEUU dicen que "no hay evidencia" de votos perdidos o cambiados