La jugada maestra que le da risa a López Obrador, aunque se haya dado un balazo en el pie

FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO.COM

El presidente López Obrador ordenó la presentación de un documento anónimo que entregó en Palacio Nacional “un simpatizante”. Se titula “Rescatemos a México” y el supuesto autor es el Bloque Opositor Amplio (BOA) que propone establecer una red para llevar a cabo una campaña en contra del gobierno federal.

El documento fue presentado en la conferencia de prensa mañanera del presidente. Fue leído por Jesús Ramírez, director de comunicación. Plantea dos objetivos específicos, el primero obtener la mayoría de la Cámara de Diputados en las elecciones federales de 2021 y el segundo lograr en 2022 que a López Obrador le sea revocado el mandato como presidente.

La estrategia que propone el BOA para alcanzar sus objetivos es sobre dimensionar “las debilidades y limitaciones de Morena como partido en el gobierno más las administraciones locales, pugnas internas, debilidad organizativa y alejado del presidente de la República.”

Asimismo, integrar un Bloque Opositor Amplio a la 4T donde participen PAN, PRI, PRD, MC, partidos emergentes como México Libre, gobernadores, alcaldes de las principales ciudades, grupos empresariales locales, medios de comunicación y comunicadores afines, redes sociales orgánicas y organizaciones de la sociedad civil” y demás. (El Financiero, 10 de junio de 2020)

El documento divulgado por orden del presidente López Obrador está clasificado como confidencial y lo considera una “estrategia que tienen para debilitarnos políticamente hablando”.

LEER | El préstamo por mil millones de dólares a México que le tapó la boca a López Obrador

No es un documento ilegal, en particular para los partidos políticos, porque su vocación es buscar el poder en el marco de la ley. No obstante, es de alto riego para los personajes, organizaciones empresariales, instituciones electorales, periodistas, empresas que realizan estudios de opinión, intelectuales, gobernadores legisladores de oposición y otros que, por el hecho de ser incluidos en el documento y darle crédito el presidente, lo convierte en peligroso para su integridad, debido al “activismo” que llevan a cabo grupos afines a López Obrador y la 4T que suelen actuar “sin las instrucciones” del poder formal.

Es un hecho que la totalidad de los mencionados en el documento se deslindaron y negaron conocerlo y haberlo firmado. En este sentido, cumplió su primer objetivo latente, disuadir a los opositores y críticos al gobierno de López Obrador al hacerlos posibles “blancos” de agresión de los violentos fanáticos que actúan en manifestaciones, son tolerados por las autoridades, con el falso argumento de no reprimir ni atentar contra el derecho a manifestarse, ni violar sus derechos humanos.

El documento “Rescatemos a México”, informó el periódico El Universal en su columna Bajo Reserva, le fue llevado antes de que lo divulgara el presidente López Obrador.

LEER | El penoso show en vivo de López Obrador para desmentir una noticia... que no existió

“El lunes, un personero de Morena se acercó a este diario. Pidió cita, fue atendido y dijo que traía un documento que exhibía un complot en contra del presidente Andrés Manuel López Obrador. Su intención era que EL UNIVERSAL lo publicara en su edición del martes como una gran nota generada por este diario, y que además -ofrecía generosamente- serviría para que esta casa editorial, que era mencionada en el supuesto plan, pudiera marcar distancia del presunto proyecto desestabilizador. Se le pidieron fuentes y se le dijo que si era una denuncia se le tendría que poner nombre, apellido y rostro.” La siguiente noticia sobre el plan fue el martes cuando el presidente dijo que “el pueblo” le había hecho llegar un plan para debilitarlo. (El Universal, 10 de junio de 2020)

Al divulgar el supuesto documento del BOA, el presidente López Obrador queda en el papel de víctima que tanto le agrada y acredita esta forma de hacer política.

Algunos consideran que los autores reales están en la administración pública y no entre los grupos empresariales, partidos e individuos mencionados. Se abre la puerta para la difusión de mentiras, difamaciones, amenazas latentes y directas. El riesgo no es solo para los que hoy fueron mencionados, también es para los que podrían ser nombrados en el futuro, en otros documentos, incluyendo a los más altos niveles del poder.

Los mexicanos nos hemos tardado casi un siglo para construir la precaria democracia que hoy vivimos. Difícilmente van a pasar los intentos de construir “otra dictadura perfecta”. No se puede invocar respeto a la investidura presidencial cuando el presidente insulta todos los días a los que se oponen y critican su acción política y documentan el camino del fracaso económico, financiero, de empleo, sanitario e internacional en el que esta México.

Hoy dice que le divierte exhibir a sus detractores, aunque los documentos con los que denuncian no sean verídicos. Lo que no toma en cuenta es que podrían acusarlo e incluso difamarlo de mil cosas y decir exactamente lo mismo que él. Que “su pecho no es bodega” para guardarse información, sea cierta o no. No se percata de que acaba de darse un balazo en el pie.


También te puede interesar:

Las protestas contra AMLO que rayan en lo ridículo por lo que mostraron al mundo (y no son sus autos de lujo)

¿Para qué tantos partidos?, cuestiona AMLO y plantea que solo haya liberal y conservador

Yeidckol Polevnsky ordenó pagar 395 mdp por obras fantasma, denuncia Morena

Alexander, el adolescente que soñaba con ser futbolista y los policías de Oaxaca mataron "por accidente"