La Línea Nacional de Suicidio en EE.UU. cambiará su número de emergencia al 988

·4  min de lectura
Un teléfono  (PA Archive)
Un teléfono (PA Archive)

A partir del sábado, las personas que sufran crisis de salud mental podrán llamar o enviar un mensaje de texto a los números 9-8-8 para ponerse en contacto con la nueva Línea Nacional de Suicidio.

El número 988 sustituirá al actual número de diez dígitos para contactar con la Línea Nacional de Prevención del Suicidio. Se trata de un cambio que, según defensores como el Secretario de HHS (Salud y Servicios Humanos), Xavier Becerra, facilitará considerablemente el acceso a la atención de crisis de salud mental que Estados Unidos necesita desesperadamente.

“Si estás dispuesto a acudir a alguien en tu momento de crisis, el 988 estará ahí”, dijo Becerra, ex fiscal general de California, para NPR. “El 988 no dará una señal de ocupado, y el 988 no te pondrá en espera. Recibirás ayuda”.

La creación de la nueva Línea Directa para Suicidios y Crisis 988 es una respuesta a varias realidades. Una de ellas es la necesidad de contar con un sistema de atención a las crisis de salud mental mucho más ágil y robusto en un momento en el que millones de estadounidenses, incluidos los jóvenes, han sufrido problemas de salud mental provocados por la pandemia de covid-19, el cambio climático y una miríada de otros retos.

Según el HHS, la Línea Nacional de Prevención del Suicidio se vio desbordada en 2021: solo pudo responder al 85 por ciento de las llamadas, al 56 por ciento de los mensajes de texto y al 30 por ciento de los chats que recibió. Las pruebas sugieren que la mayoría de las llamadas de crisis de salud mental no llegaron a la línea directa de todos modos.

Un número importante de llamadas de crisis de salud mental siempre se han dirigido al 911, el número de respuesta a emergencias más conocido por los estadounidenses. El problema es que los operadores del 911 y el personal de respuesta no están equipados para responder a las crisis de salud mental de la misma manera en la que son capaces de responder a otras crisis de salud.

Esto ha creado una serie de problemas. Uno de ellos es que la policía, que carece de formación y experiencia en el tratamiento de crisis de salud mental, a menudo es convocada para responder a esas crisis, a veces con resultados mortales.

Benjamin Miller, presidente de Well Being Trust, señaló para NPR que dos millones de personas con enfermedades mentales graves fueron encarceladas el año pasado y que casi una cuarta parte de los tiroteos policiales mortales de los últimos años han afectado a personas con enfermedades mentales graves.

A raíz del asesinato de George Floyd en Minneapolis hace dos años, varias ciudades han empezado a experimentar con el envío de profesionales de la salud mental formados en lugar de la policía para responder a las llamadas relacionadas con la salud mental.

Todavía se debe acceder a algunos de esos programas, como Portland Street Response, a través de una llamada al 911. Ahora, sin embargo, eso podría cambiar.

La creación de la nueva línea directa 988 para casos de suicidio y crisis también viene acompañada de una nueva e importante inversión en la infraestructura de respuesta a las llamadas. El gobierno federal invertirá US$400 millones en la capacidad del centro de llamadas y los servicios relacionados, un enorme aumento con respecto a los US$24 millones asignados anteriormente.

Los estados y los proveedores de atención médica tendrán su propio papel en el despliegue y el apoyo de la nueva línea directa, que seguirá tomando forma y posiblemente añadirá capacidad en los próximos meses y años. Aunque advierten que aún queda mucho trabajo por hacer, los defensores de la salud mental están entusiasmados con las posibilidades que representa el nuevo programa.

“La transición al 988 ha llegado a representar una oportunidad única en una generación para revisar y reconceptualizar la forma en que los servicios de crisis se dotan de recursos y se prestan en las comunidades de todo el país", dijo para NPR la directora de la Alianza Nacional de Acción para la Prevención del Suicidio en el Centro de Desarrollo Educativo, Colleen Carr.

Si tienes sentimientos de angustia y aislamiento, o estás batallando para sobrellevar la situación, The Samaritans ofrece apoyo; puedes hablar con alguien de manera gratuita por teléfono, en confianza, en el 116 123 (Reino Unido y ROI), enviar un correo electrónico a jo@samaritans.org o visitar el sitio web de Samaritans para encontrar los detalles de tu sucursal más cercana.

Si resides en EE.UU. y tú o alguien que conoces necesita asistencia de salud mental en este momento, llama a la Línea de ayuda nacional para la prevención del suicidio al 1-800-273-TALK (8255). La línea de ayuda es una línea directa de crisis confidencial y gratuita que está disponible para todos las 24 horas del día, los siete días de la semana. Si te encuentras en otro país, puedes ir a www.befrienders.org para encontrar una línea de ayuda cerca de ti.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.