Anuncios

Líderes del sudeste asiático piden salidas pacíficas para las disputas en el Mar de China Meridional

El primer ministro de Australia, Anthony Albanese, habla en una conferencia de prensa conjunta con el primer ministro de Laos, Sonexay Siphandone, tras una cumbre especial de ASEAN y Australia en Melbourne, Australia, el miércoles 6 de marzo de 2024. (AP Foto/Hamish Blair)

MELBOURNE, Australia (AP) — El primer ministro de Australia expresó el miércoles su preocupación por el “comportamiento inseguro y desestabilizador” en el Mar de China Meridional, y puso como ejemplo la colisión entre embarcaciones chinas y filipinas el día anterior.

Anthony Albanese hizo esas declaraciones al final de una cumbre de tres días con la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático que no llegó a señalar de forma explícita a China por una serie de incidentes en las aguas en disputa.

En su lugar, los líderes de ASEAN instaron a resolver las disputas a través del diálogo en lugar de amenazas, al día siguiente de que barcos guardacostas chinos y filipinos colisionaran cerca de un atolón disputado en el Mar de China Meridional. Cuatro tripulantes filipinos resultaron heridos en las confrontaciones.

China y las autoridades filipinas se acusaron mutuamente del incidente. La zona en disputa fue escenario de varios encontronazos tensos entre guardacostas chinos y filipinos el año pasado.

Albanese, que copresidió la cumbre con el primer ministro de Laos, Sonexay Siphandone, dijo el martes que Australia consideraba preocupante el suceso del martes.

“Es peligroso y plantea el riesgo de errores de cálculo, que a su vez pueden llevar a una escalada”, dijo.

Australia respaldó los esfuerzos de Filipinas de que la declaración final de la ASEAN citara una decisión de arbitraje de 2016 en La Haya, Holanda, que invalidó las amplias reclamaciones territoriales de Beijing sobre el Mar de China Meridional, que chocan con las reclamaciones de varios miembros de ASEAN. China no aceptó ese fallo.

La Declaración de Melbourne, publicada el miércoles por la noche, no mencionaba la decisión de 2016. La cumbre se celebró en la ciudad australiana para conmemorar los 50 años desde que Australia se convirtió en el primer socio externo de ASEAN.

El documento pedía una resolución pacífica de las disputas a través de procesos legales y diplomáticos “sin recurrir a la amenaza o el uso de la fuerza” de acuerdo con el derecho internacional, lo que incluye la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.

“Instamos a todos los países a evitar acciones unilaterales que ponen en peligro la paz, la seguridad y la estabilidad en la región”, señaló.

Albanese dijo que hubo que hacer concesiones para encontrar unos términos que pudieran acordar los líderes de ASEAN en la cumbre.

“Hay un reconocimiento general de que debemos asegurarnos de que la actividad en el Mar de China Meridional alivia cualquier tensión y no la incrementa”, señaló el mandatario australiano.

El hecho de que la declaración no mencionara expresamente a China era una concesión a países próximos a Beijing —Camboya, Laos y Myanmar—, así como al enfoque más conciliador de Malasia, explicó Damien Kingsbury, experto en sudeste asiático de la Universidad de Deakin.

Es “una crítica velada a China, que es todo lo fuerte que permitiría el consenso”, señaló Kingsbury.

Los líderes acordaron el pasado septiembre en una cumbre de ASEAN en Indonesia acelerar el proceso de negociación con vistas a completar un código de conducta para el Mar de China Meridional en tres años. Ese protocolo intentaría evitar el comportamiento peligroso y provocativo.

A esa cumbre asistieron la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris; el primer ministro de China, Li Qiang, y el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov.

El primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, el mandatario de ASEAN que más tiempo lleva en el cargo salvo por el sultán de Brunéi, Hassanal Bolkiah, dijo el martes que finalizar ese có

La violencia y la crisis humanitaria en Myanmar, un miembro de ASEAN bajo control de una junta militar desde 2021, también se han cernido sobre la cumbre, y la declaración señaló que los líderes “condenan con firmeza los actos continuados de violencia”.

Myanmar fue excluida oficialmente de la cumbre de Melbourne. Sin embargo, tanto el gobierno australiano como la embajada de Myanmar en Australia declinaron hacer comentarios sobre reportes de que Myanmar había tenido un representante en la cita, el diplomático residente en Australia Thet Tun.

Unos 200 manifestantes protestaron el lunes ante la sede de la cumbre contra la presencia de cualquier representante de Myanmar.

El primer ministro de Timor Oriental, Xanana Gusmão, también asistió a la reunión como observador oficial después de que ASEAN aceptara en principio el ingreso del país más nuevo de Asia.