Líderes republicanos no asisten a la conmemoración del asalto al Capitolio

·2  min de lectura

Washington, 6 ene (EFE).- Ninguno de los líderes republicanos en el Congreso de Estados Unidos asiste este jueves a los eventos de conmemoración del trágico asalto al Capitolio de hace un año por parte de una turba de seguidores del expresidente Donald Trump, en una nueva muestra de la aguda polarización política en el país.

Tanto el líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, como el de los conservadores en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, estarán ausentes de la jornada de "recuerdo y reflexión" organizada por la presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi.

Tampoco los "números dos" de los republicanos en ambas cámaras: el senador John Thune y el legislador Steve Scalise tienen previsto participar en los actos por el aniversario, informó el diario The Washington Post.

Un año después, el 6 de enero de 2020, que dejó cinco personas fallecidas y 140 agentes heridos, continúa marcando gran parte de la agenda política de Estados Unidos.

McConnell, uno de los miembros más poderosos del partido republicano, emitió un comunicado este jueves en el que calificó lo sucedido hace un año como "un oscuro día" para EE.UU., donde "criminales irrumpieron" en la sede del Legislativo para "agredir a policías y tratar de impedir que el Congreso hiciese su trabajo".

No obstante, en la misma nota se mostró "asombrado de ver a algunos demócratas en el Senado explotar este aniversario para avanzar objetivos políticos partidistas".

En la misma línea se expresó Scalise en otro comunicado, donde condenó la violencia del asalto al Capitolio, pero criticó a los demócratas por "politizar" los trágicos sucesos.

Por su parte, Trump (2017-2021) ha cancelado en el último momento una rueda de prensa que había anunciado para comentar el aniversario desde su residencia privada de Mar-a-Lago (Florida).

El 6 de enero del pasado año, unas 10.000 personas -la mayoría simpatizantes de Trump- marcharon hacia el Capitolio y unas 800 irrumpieron dentro del edificio para impedir que se ratificara la victoria del ahora presidente estadounidense, Joe Biden, frente al candidato republicano en las elecciones de noviembre de 2020.

El expresidente, que se negó a aceptar su derrota contra Biden en las elecciones de 2020, dio un mitin ante sus seguidores justo antes del asalto, en el que alentó a la multitud a marchar hacia el Capitolio y "luchar" para evitar que se certificara el resultado electoral.

Trump fue sometido a un juicio político en el Senado por su responsabilidad en el asalto, pero fue absuelto gracias a los votos de los republicanos, y los pocos legisladores de ese partido que votaron a favor de condenarlo se han convertido prácticamente en parias dentro de la formación.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.