Líderes policiales rechazan afirmación de que están “más interesados en ser ‘woke’ que en resolver crímenes”

·3  min de lectura
Oficiales de policía en el carnaval de Notting Hill  (Kirsty O’Connor/PA)
Oficiales de policía en el carnaval de Notting Hill (Kirsty O’Connor/PA)

Los líderes policiales británicos respondieron a las afirmaciones de que están “más interesados en ser ‘woke’ [ser políticamente correctos de manera exagerada] que en resolver crímenes”, ya que las tasas de enjuiciamiento se encuentran en un mínimo histórico.

Un informe del grupo de expertos Policy Exchange detalló que los oficiales deberían “considerar el impacto potencial” de bailar o interactuar con miembros del público en protestas y eventos.

Dijo que una encuesta reciente encontró que “el público tenía casi el doble de probabilidades de estar de acuerdo que en desacuerdo con la afirmación de que ‘la policía está más interesada en ser ‘woke’ que en resolver los crímenes’”.

El informe, escrito por el exoficial de la Policía Metropolitana, David Spencer, estipuló que la policía debe “aprender bien los conceptos básicos” sobre el crimen y revisar la capacitación.

Spencer dijo: “Si los últimos años nos han mostrado algo, es que la policía británica ha perdido el rumbo. Se necesita una revisión del liderazgo policial que sea capaz de cumplir con el público”.

El informe se da después de las críticas del organismo de control de la policía por las malas respuestas a los robos y asaltos, y las cifras oficiales muestran que solo el 5,6 por ciento de los delitos registrados en Inglaterra y Gales son imputados.

La Federación de Policía, la cual representa a los oficiales de base, aseveró que años de recortes realizados por el gobierno “tuvieron consecuencias” y que los 20.000 nuevos oficiales que se reclutan actualmente no compensarán las pérdidas.

En respuesta al informe de Policy Exchange, la vicepresidenta de la Federación, Tiffany Lynch, le dijo a TalkRadio: “Estamos viendo las consecuencias de las acciones de 2011”.

“Estamos en proceso de recuperar los números que perdimos, pero los tiempos han cambiado, la población aumentó de forma drástica. Se nos pide más y nuestros oficiales no se dan abasto”.

El NPCC (Consejo Nacional de Jefes de Policía) admitió que la proporción de delitos resueltos y acusados había disminuido en los últimos cinco años y aclaró que analizaba las recomendaciones oficiales sobre robos y revisaba la efectividad.

Si es electa primera ministra, Liz Truss prometió reducir los delitos clave en un 20 por ciento (AP)
Si es electa primera ministra, Liz Truss prometió reducir los delitos clave en un 20 por ciento (AP)

Un portavoz agregó: “Esto se debe a la austeridad y la pérdida de miles de policías y personal, la creciente complejidad de la vigilancia y el crimen, la creciente demanda relacionada con la salud mental y el impacto de los retrasos en el sistema judicial”.

Esto ocurre después de que un inspector jefe de policía le dijera a The Independent que la policía dedicaba hasta un tercio de su tiempo a asuntos no policiales, incluida la respuesta a paros cardíacos, crisis de salud mental y transporte de pacientes a los servicios de emergencia.

El exjefe de policía, Andy Cooke, comentó que la policía solo podría “volver a lo básico” si “tiene suficiente tiempo y recursos para hacer lo que el público espera que haga”.

Liz Truss, quien se espera que se convierta en primera ministra cuando se anuncie el resultado de la contienda por el liderazgo del Partido Conservador la próxima semana, ha dicho que ordenará a la policía que “reduzca los delitos clave en un 20 por ciento”.

Fuentes policiales calificaron esa propuesta de “incoherente” y cuestionaron cómo se lograrían los objetivos sin una estrategia de acompañamiento o recursos dedicados.

Un informe de 2015 encontró que los objetivos delictivos anteriores crearon “incentivos perversos para los delitos mal registrados” y provocaron que la policía respondiera a algunos delitos de manera selectiva “en detrimento de otras llamadas”.