Anuncios

Líderes de Iberoamérica preocupados por sistema financiero global y la crisis migratoria

I Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, en Santo Domingo

Por Paul, Mathiasen, Jesús y Frías

SANTO DOMINGO, 25 mar (Reuters) -Líderes de la Cumbre Iberoamericana reunidos en la República Dominicana mostraron el sábado su preocupación por el sistema financiero global, la crisis migratoria que afecta a la región y la seguridad alimentaria en medio de un avance de la inflación.

Los presidentes y representantes miembros del bloque conformado por 22 países de Iberoamérica dieron un discurso donde también destacaron la protección del medio ambiente y los derechos relacionados con la transición digital, temas que fueron parte de una declaración conjunta de los líderes.

La cita se produce en momentos que han surgido temores, principalmente en los mercados, sobre la estabilidad financiera mundial tras la repentina quiebra este mes de dos bancos regionales estadounidenses, haciendo recordar la crisis de 2008.

Asimismo cuando la inflación se ha convertido en uno de los mayores problemas para las economías, pese a que se ha moderado la tendencia alcista de los precios de combustibles y alimentos.

"A esta altura de los acontecimientos, con tanta concentración financiera, con tanto juego especulativo, ya deberíamos entender que al sistema financiero actual no hay que socorrerlo más. Debemos cambiarlo drásticamente", dijo el presidente de Argentina, Alberto Fernández, en su discurso.

Los mandatarios también expresaron su inquietud por el cambio climático, la seguridad, la migración ilegal y la situación de Nicaragua del presidente izquierdista Daniel Ortega.

"Sabemos que los flujos migratorios han experimentado cambios, hoy la gestión de la migración constituye uno de los grandes desafíos regionales", dijo el presidente chileno Gabriel Boric. "No hay receta infalible y cualquier solución pasa por trabajar en conjunto con países de origen, tránsito y destino".

En un momento de su elocución, Boric consideró que en Nicaragua se vive una "dictadura" y fustigó el retiro de la nacionalidad nicaragüense a decenas de opositores de Ortega.

La cita agrupa a 19 naciones de América Latina de lenguas castellana y portuguesa, más Andorra, España y Portugal.

Por su parte el mandatario colombiano, Gustavo Petro, exhortó por un cambio de actitud de las naciones ricas para frenar el calentamiento global, que esta afectando zonas consideras como el pulmón del planeta, como el Amazonas.

"Esas proyecciones que hacen los científicos, si no se hace nada, hace de buena parte este espacio geográfico que aquí se reúne, un lugar inhabitable en la tierra para el año 2070. Nuestros nietos en el año 70 no podrían vivir en nuestros países", dijo.

Petro manifestó luego a periodistas que estaba considerando ir a Haití para evaluar el papel más "constructivo" de Colombia en ese país. El estado caribeño enfrenta una crisis humanitaria impulsada por pandillas que, según los grupos de derechos humanos, ahora controlan la mayor parte del país.

Al final de la cita los líderes de la cumbre aprobaron una carta ambiental iberoamericana, una carta de principios y derechos en entornos digitales, un plan para la seguridad alimentaria y una nueva arquitectura financiera, dijo el presidente dominicano, Luis Abinader, en rueda de prensa.

A la cumbre no acudió el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en su lugar asistió el ministro de Relaciones Exteriores, Yvan Gil, dijo el ministro de Información de Venezuela, Freddy Nañez, un día después de que un funcionario de la cumbre que el mandatario venezolano estaba en camino.

La asistencia de Maduro iba a ser la primera desde que llegó al poder hace 10 años, y cuya reelección en el 2018 fue cuestionada por varios gobiernos en medio de las sanciones estadounidenses. En anteriores citas, el mandatario izquierdista de Venezuela ha enviado a sus funcionarios.

(Reporte de Paul Mathiasen y Jesus Frías de Reuters TV en Santo Domingo, y Marco Aquino en Lima)