Anuncios

Moscú llama traidor al nuevo comandante del ejército ucraniano y dice que no ganará

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, en una rueda de prensa en Moscú

MOSCÚ, 9 feb (Reuters) -El expresidente ruso Dmitri Medvédev dijo el viernes que el nuevo jefe del ejército ucraniano, de origen ruso, era un traidor, mientras que el Kremlin afirmó que el nombramiento no alteraría el resultado de lo que Rusia denomina su operación militar especial en Ucrania.

Las declaraciones vinieron después de que el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, hubiera sustituido el jueves al popular comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de su país, Valeri Zaluzhni, por su comandante del Ejercito de Tierra, Oleksandr Sirski, de 58 años, una gran apuesta en un momento en que las fuerzas rusas están ganando la partida a casi dos años de su guerra.

Sirski nació en julio de 1965 en la región rusa de Vladimir, que entonces formaba parte de la Unión Soviética. Como muchas personas de su edad en las fuerzas armadas de Ucrania, estudió en Moscú —en la Escuela Superior de Mando Militar— entre compañeros que desde entonces se han convertido en comandantes rusos.

Sirvió durante cinco años en el Cuerpo de Artillería de la Unión Soviética y vive en Ucrania desde los años ochenta.

Dmitri Medvédev, que ahora es vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia, acusó a Sirski, que nunca sirvió en el ejército de la Rusia postsoviética, de incumplir su juramento como oficial.

"Viendo la biografía del nuevo comandante en jefe de las fuerzas armadas ucranianas, Sirski, uno siente odio, desprecio y asco", escribió Medvédev en su canal oficial de Telegram.

"Asco por un hombre que fue un oficial ruso soviético, pero se convirtió en un traidor de los de Bandera, que rompió su juramento y sirve a los nazis, destruyendo a sus seres queridos. Que la tierra arda bajo sus pies!", dijo Medvédev.

"Bandera" es una referencia a Stepan Bandera, un nacionalista ucraniano de la época de la Segunda Guerra Mundial que colaboró con la Alemania nazi para luchar contra el Ejército Rojo. Algunos ucranianos lo consideran un luchador por la libertad, pero muchos rusos lo consideran un traidor.

Por otra parte, el Kremlin declaró que no creía que un cambio en la cúpula militar ucraniana pudiera alterar el resultado del conflicto.

En una llamada con periodistas, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo: "No creemos que se trate de factores que puedan cambiar el curso de la operación militar especial", el término preferido por Moscú para referirse a su campaña en Ucrania.

(Información de Reuters; redactado por Felix Light; editado por Andrew Osborn; editado en español por Javi West Larrañaga)