Anuncios

¿Podrán los Knicks y 76ers alcanzar las finales de conferencia? Todo depende de las lesiones

El base de los Knicks de Nueva York Jalen Brunson avanza hacia la canasta frente al base de los Spurs de San Antonio Blake Wesley en el encuentro del viernes 29 de marzo del 2024. (AP Foto/Eric Gay)

Incluso en las derrotas, Jalen Brunson y los Knicks de Nueva York han dado un espectáculo estos últimos días.

La interrogante del momento es si el diezmado equipo realmente podrá ser factor en la pelea por el título en los playoffs —definitivamente ha pasado mucho tiempo desde que fueron un factor.

Nueva York no ha disputado la finales de conferencia desde el 2000, una de la sequías más largas de la NBA. Aunque los Knicks ganaron la serie de primera ronda el año pasado, aún necesitar dar otro paso antes de que el Madison Square Garden vuelva a ser sede del tipo de series al que estaban acostumbrados hace 25 años.

El domingo fue un preámbulo de cómo podría ser cuando los Knicks le dieron pelea al Thunder de Oklahoma City hasta el final. El enceste de bandeja de Brunson le dio la ventaja a los Knicks a 4,1 segundos del final, pero Shai Gilgeous-Alexander tuvo una respuesta para que Oklahoma City ganara por 113-112.

Dos días antes, Brunson, quien se convirtió en favorito de la afición desde que firmó con los Knicks previo a la temporada pasada, firmó 61 puntos en la derrota en tiempo extra 130-126 ante San Antonio. Aunque Nueva York es conocido por su defensa con el entrenador Tom Thibodeau, esto no significa que no sean ofensivos como con sus 145 puntos en la victoria el miércoles ante Toronto.

Incluso cuando pierden, los Knicks parecen contendientes, pero es su salud lo más preocupante. Julius Randle (hombro dislocado) no ha jugado desde enero. G Anunoby (codo derecho) no ha tenido acción en dos semanas. Mitchell Robinson regresó tras una ausencia de tres meses y medio, pero no jugó ante Oklahoma City por un esguince de tobillo.

Si la temporada terminara ahora, Nueva York tendría ventaja de cancha en la primera ronda ante Orlando, que no ha ganado una serie de playoffs desde 2010. Pero la segunda ronda seguramente sería ante los Celtics, que tienen ventaja a 11 juegos y medio en la cima del Este.

Sólo Washington y Charlotte tienen una sequía más larga sin disputar las finales de conferencia.

Otro equipo en el Este está cerca de la misma racha de Nueva York. Los 76ers de Filadelfia no han disputado las finales de conferencia desde que Allen Iverson llevó al equipo a las Finales en 2001.

Su eliminación el año pasado en la segunda ronda ha sido su mejor resultado desde el 2000. Últimamente han tenido todo en contra con las lesiones.

Joel Embiid es el reinante Jugador Más Valioso de la NBA con Filadelfia, y los 76ers han estado entre los tres mejores preclasificados del Este cuatro veces en los últimos seis años, pero sin poder superar la segunda ronda.

Embiid trata de recuperarse de una cirugía en la rodilla, y Filadelfia ahora mismo tendrían que sortear la repesca para acceder a los playoffs.

“Entendemos que con las lesiones de Julius, OG y Mitchell no vamos a reemplazar a esos chicos de forma individual, pero lo podemos hacer como equipo”, dijo Thibodeau. “Es lo que hemos hecho toda la temporada”.