Anuncios

KFC desconoció a Herb Alpert & the Tijuana Brass en disco recopilatorio

KFC desconoció a Herb Alpert & the Tijuana Brass en disco recopilatorio
KFC desconoció a Herb Alpert & the Tijuana Brass en disco recopilatorio

La fama que caracteriza a Kentucky Fried Chicken se le atribuye totalmente a la receta secreta de su delicioso pollo, debido a esto se ha convertido en una de las franquicias de comida rápida más exitosas, teniendo 25 mil sucursales a nivel mundial desde que abrieron por primera vez en 1952 en los Estados Unidos.

Para promocionar la marca KFC decidió lanzar un disco titulado “Colonel Sanders’ Tijuana Picnic” en 1968 en donde recopilan varias canciones del estilo jazz y funk, lo curioso es que todos los temas son del aclamado “Herb Alpert & The Tijuana Brass”, al que casualmente no se le dio reconocimiento ni se le acreditó como autor, situación que generó cierto descontento entre los seguidores de la agrupación.

El vinilo, toda una rareza y una peculiaridad para los coleccionistas, fue producido por el sello Mark56 Record en Anaheim, California, incluye 10 sencillos: “A Taste Of Honey”, “Lonely Bull”, “Chili Verde”, “Spanish Flea”, “Our Day Will Come”, “Tijuana Taxi”, “Green Peppers”, “El Garbanzo”, “El Toro” y “Third Man Theme”; todos de Herb Alpert y sin que se le mencionara; al contrario, quien se cuelga el mérito es George Garabedian.

Es muy raro que este tipo de situaciones ocurran, especialmente porque involucra a una importante marca y a un músico ultra reconocido, sin embargo, pasó, incluso se le inventó una historia a cada una de las canciones.

La descripción de “Tijuana Taxi” fue:

Estar a bordo de un taxi en Tijuana o en cualquier otra parte de México es una de las experiencias más escalofriantes. Todos los conductores creen que son un matador y que los otros vehículos son los toros. La otra ciudad donde sé que los conductores son tan agresivos es en Tokio donde por casualidad puedes disfrutar de Kentucky Fried Chicken.

Al hablar de “Spanish Flea” menciona que en Taxco hay pulgas a las que se les entrena al estilo circense para que bailen la Varsuviana, pero para el autor pareciera que danzan la marcha turca, como la palabra “Turkey” quiere decir turco pero también pavo, KFC indica que los mexicanos lo comemos con una salsa de chocolate a la que llamamos mole.

Diferentes historias se leen en cada tema descrito pero la más importante es aquella que no se cuenta, la autoría de Herb Alpert y el material que conformó el vinilo.

En la portada del LP se puede ver al famoso Coronel Sanders reposando en un árbol haciendo picnic con una cubeta de pollo frito en sus manos, mientras que detrás suyo observamos a la típica familia norteamericana blanca con la vestimenta de la década, disfrutando de la receta clásica y los otros productos del restaurante, todos sentados en el césped. Debajo a la derecha los créditos señalan a Mark56 y George Garabedian, nada más. La suposición de muchos es que realizaron los covers de Alpert, pero de eso a ser la mente creativa detrás hay mucho trayecto.

Te puede interesar: Salsa Tijuana KFC España

Hagamos un paréntesis y hablemos de la real eminencia. Herb Alpert & The Tijuana Brass fue un grupo liderado por el trompetista norteamericano Herb Alpert en la década de los 60’s. Dore o Tito, como también se le conoce, nació el 31 de marzo de 1935 en Los Ángeles, California y su estilo de música abarcó los géneros del jazz, latin, funk y R&B.

Durante su carrera el músico grabó 28 discos que se colocaron siempre en la lista Billboard 200; cinco de ellos se volvieron álbum número 1, obteniendo 14 distintivos de platino y 15 de oro, vendiendo además 72 millones de discos a nivel mundial. Dada su trayectoria ganó 8 premios Grammy e ingresó al Salón de la Fama del Rock and Roll. En 2013 recibió la Medalla Nacional de las Artes de manos del entonces presidente Barack Obama.

La idea de incluir el nombre de Tijuana en la agrupación ocurrió después de una visita de Alpert a Tijuana donde pudo presenciar una corrida de todos. En entrevista para Cabinet Magazine dijo: "¡Fue entonces cuando me di cuenta! Algo en la emoción de la multitud, la música tradicional de mariachi, el toque de trompeta que anunciaba el inicio de la pelea, los gritos, los resoplidos de los toros, todo encajó", tras esto nombró a una de sus canciones “The Lonely Bull” (El Toro Solitario) cuando originalmente se llamaba “Twinkle Star” (Estrella Brillante).

Su capacidad para hacer viajar a las personas a otros lugares a través de la música causó revuelo en la industria y lo hizo notar inmediatamente, compitiendo incluso a la altura de The Beatles, Frank Sinatra y los Rolling Stones.

Volviendo con KFC puede que el usar el nombre de Tijuana en este LP, así como ciertas referencias culturales le hayan servido mucho para acercarse al consumidor mexicano, pues el primer local de este restaurante en nuestro país abrió en 1963 en Monterrey, Nuevo León, mismo al que se le hace mención en la contraportada del disco, señalando que se encuentra en la esquina de las calles Gonzalitos y Vancouver, siendo en aquel entonces uno de los 1,200 restaurantes existentes de la franquicia, todos con el delicioso pollo sazonado con 11 especias y hierbas como dicta el proceso patentado.

Otro de los párrafos menciona: “El Coronel Sanders está familiarizado con decirte en qué consisten los sonidos de Tijuana en este álbum. Se esmera mucho en mantener su espíritu. A pesar de que tiene 76 años, el Coronel aún está muy activo, lleno de vida y es divertido, tal y como son los sonidos de Tijuana”; cuando en realidad debía decir: “los sonidos de Herb Alpert & The Tijuana Brass”.

El daño, hecho o no, para quien lo haya tomado así o como un simple olvido inocente, quedó en la historia como una de esas cosas raras involucrando una mala decisión de marketing de la cual desconocemos si tuvo consecuencias legales en su momento.

¿Habrá Herb Alpert demandado a KFC por no darle crédito? ¿se habrán pagado regalías por el uso de material con derechos de autor? ¿habrán despedido al responsable del material promocional? ¿fue un error de impresión? Esas son dudas que quedarán en el aire, no obstante, el legado del famoso trompetista opaca por completo cualquier intento de plagio, y seguramente, como buen norteamericano, en más de una ocasión visitó un KFC para pedir una cubeta y disfrutar del riquísimo pollo.


Video Relacionado: Colonel Saunders' Tijuana Picnic [ Album Completo]