Ken Salazar bautiza vuelo de regreso a CDMX como el "Mexican One"

·2  min de lectura

Alberto Morales, enviado

WASHINGTON, EU., julio 14 (EL UNIVERSAL).- "!Ey! Miren este es el avión de México, !Este es el Mexico One!", expresó con emoción el embajador de Estados Unidos en México Ken Salazar, mientras saludaba con el puño cerrado a los pasajeros.

Esto por la sorpresa del diplomático estadounidense porque en el vuelo 1566 de United, con destino a la Ciudad de México, viajan también parte del equipo de trabajo de la SRE que acompañó al presidente Andrés Manuel López Obrador a su reunión bilateral con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden y con la vicepresidenta Kamala Harris el martes pasado.

Además, en la misma aeronave se traslada el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Francisco Cervantes, y su equipo de trabajo.

De buen humor, portando su texana y cubre bocas, Salazar avanzó por el pasillo del avión donde saludó primero a Roberto Velasco, Jefe de la Unidad para América del Norte de la SRE.

En una fila posterior vio a Lilia Rubio, traductora oficial y decana en reuniones de presidentes de México y Jefes de Estado; así como personal de la representación diplomática de México en Washington.

El martes pasado, Rubio asistió al presidente López a Obrador en sus encuentros en el Despacho Oval con el presidente Biden y en el desayuno de trabajo con la vicepresidenta Kamala Harris en la residencia oficial de la funcionaria estadounidense.

Por la fila 21, el embajador Salazar saludó a su homólogo Esteban Moctezuma Barragán, quien se reincorporó a sus labores, tras padecer Covid-19, lo que le impidió acompañar al presidente López Obrador a sus reuniones.

Moctezuma se sentó junto a Ricardo Peralta, exsubsecretario de Gobernación, a quien también regresaba a la Ciudad de México.

- "Ken Salazar!", señaló un pasajero saludando al diplomático estadounidense.

- "¿Como estás?", le respondió efusivo el embajador Salazar, mientras acomoda su maleta en el porta equipaje.

Tras rebasar los 10 mil pies de altura el embajador dejó la texana en el porta equipaje, la cambió por una gorra azul con el escudo de la Embajada de Estados Unidos en México.

Desde su lugar, en la fila 11; el presidente del CCE, Francisco Cervantes disfrutaba de una cerveza y repasaba con uno de sus asesores el encuentro del Presidente con empresarios mexicanos y estadounidenses.

- "Misión cumplida" dijo Cervantes en tono satisfecho.

Así fueron las primeras millas de la capital estadounidense a la Ciudad de México en el vuelo que fue bautizado por Ken Salazar el "Mexican One".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.