Kamala Harris frustrada por un contratiempo que no esperaba: aún no ha podido mudarse a su nueva casa

Oliver O'Connell
·2  min de lectura
La casa del vicepresidente en el Observatorio Naval (Getty Images)
La casa del vicepresidente en el Observatorio Naval (Getty Images)

Más de dos meses después de haber asumido el cargo de vicepresidenta, Kamala Harris aún no puede mudarse a su residencia oficial debido a las renovaciones en curso. Una fuente de la administración le dijo a CNN que no está claro por qué el trabajo se está demorando tanto en la casa tradicional de los vicepresidentes, en los terrenos del Observatorio Naval.

Según los informes, la vicepresidenta Harris se está "frustrando", y la cadena dice que ella está "aparentemente, viviendo con todo en maletas".

Por ahora, la vicepresidenta y su esposo, segundo caballero y profesor de derecho de Georgetown, Doug Emhoff, continúan viviendo en Blair House, una residencia oficial para invitados al otro lado de Pennsylvania Avenue de la Casa Blanca.

Su futuro hogar, One Observatory Circle, es una casa de más de 9,000 pies cuadrados construida en 1893. Se encuentra a dos millas y media de la Casa Blanca y en los últimos años ha visto una multitud de proyectos para corregir problemas.

Dada la antigüedad y el tamaño del edificio, las reparaciones y el mantenimiento son constantes, además de los requisitos de seguridad necesarios para albergar al segundo al mando de la nación.

También hay un contrato en curso por valor de $3.8 millones de dólares para "contratistas de plomería, calefacción y aire acondicionado", según registros del gobierno.

Sin embargo, ninguno de los contratos parece indicar por qué la vicepresidenta no puede mudarse, según una revisión de CNN, aunque una fuente de la administración dijo que el trabajo incluía la renovación de las chimeneas.

Elizabeth Haenle, quien administraba la residencia del ex vicepresidente, Dick Cheney, dijo a la cadena que no es inusual que haya una brecha entre los ocupantes para dar tiempo a las mejoras que se realizan más fácilmente con el edificio vacío.

Quizás el mayor lujo de la casa oficial de la vicepresidenta es que se encuentra en 13 acres privados dentro de los 72 acres del Observatorio Naval, lo que brinda un retiro tranquilo y privado, con una piscina, a poca distancia en automóvil del centro de Washington.

Mientras tanto, Blair House, aunque lujosa, es un lugar más formal en el corazón de la ciudad, lleno de antigüedades con calidad de museo y algo carente de las comodidades del hogar.

Se ha visto a Harris visitando su futuro hogar en el Observatorio Naval. Aproximadamente hace tres semanas pasó a mirar alrededor durante una hora.

TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Kamala Harris asume la misión de frenar la migración y coordinarse con Centroamérica