Justicia chilena decreta prisión preventiva de presunto líder radical mapuche

MÁS DESTACADO EN AMÉRICA LATINA

Un tribunal chileno revocó el martes la medida de firma quincenal obligada en una comisaría para Emilio Berkhoff, acusado de porte ilegal de armas y sindicado por el gobierno chileno como un supuesto líder de grupos radicales de indios mapuches, para sustituirla por otra de prisión preventiva.

"La Corte de Apelaciones de Concepción determinó la prisión preventiva de Emilio Berkhoff Jerez, imputado de porte ilegal de armas por el Ministerio Público", indicó un comunicado del Poder Judicial.

La Corte de Concepción, ciudad ubicada 550 km al sur de Santiago, acogió un recurso de apelación presentado por la Fiscalía, en el que se solicitaba que el procesado ingresara a la cárcel mientras durara la investigación de los supuestos delitos de los que se le acusa.

"Para el Gobierno ésta es una noticia muy importante, muy relevante, y estamos convencidos que un ciudadano que porta un arma de manera ilegal con municiones, que intenta evitar el control policial y ser detenido, constituye una amenaza", dijo el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla.

El abogado de Berkhoff, Jaime Pacheco, consideró la medida "excesiva" porque "la práctica indica que son delitos que no ameritan la prisión preventiva", y aseguró que recurrirán la decisión ante el tribunal.

El gobierno chileno identificó a Berkhoff como uno de los líderes de supuestos grupos radicales mapuches que estarían movilizados en La Araucanía (sur de Chile) en demanda de tierras que consideran ancestrales y a los que se responsabiliza de una serie de ataques incendiarios que dejaron dos muertos.

Berkhoff, de 26 años, acusó al gobierno de "armar un montaje" en su contra.

Hace un par de semanas, fue detenido en un control rutinario, por supuesto porte ilegal de armas. Por este delito, la justicia le impuso como medida cautelar la firma quincenal en una sede policial, pero ahora deberá cumplir con la prisión preventiva.

Dos días después, Berkhoff fue procesado por una orden de captura pendiente en su contra, tras quebrarle el dedo a un policía durante una manifestación en apoyo a indios mapuche presos, en mayo del 2010.

Por agredir a un policía, Berkhoff fue inicialmente puesto en prisión preventiva, medida posteriormente revocada por otro tribunal, que decretó sustituyó por arresto domiciliario.

Un tribunal chileno revocó el martes la medida de firma quincenal obligada en una comisaría para Emilio Berkhoff, acusado de porte ilegal de armas y sindicado por el gobierno chileno como un supuesto líder de grupos radicales de indios mapuches, para sustituirla por otra de prisión preventiva.

Cargando...