Jurado apoya a Depp en demanda y a Heard en contrademanda

·6  min de lectura

FAIRFAX, Virginia, EE.UU. (AP) — El jurado estuvo del lado de Johnny Depp el miércoles en su demanda por difamación contra su exesposa Amber Heard al otorgarle al actor de “Pirates of the Caribbean” (“Piratas del Caribe”) más de 10 millones de dólares en indemnización, reivindicando sus afirmaciones sobre que Heard mintió al decir que Depp la abusó antes y durante su breve matrimonio.

Pero, en una decisión dividida, el jurado también concluyó que Heard fue difamada por uno de los abogados de Depp, quien la acusó de crear un engaño detallado que incluyó desordenar su apartamento para que se viera peor para la policía. El jurado le otorgó 2 millones de dólares en daños.

Los veredictos ponen fin a un juicio televisado que Depp esperaba ayudaría a restaurar su reputación, aunque se convirtió en un espectáculo que permitió conocer el interior de un matrimonio viciado.

Heard, quien se mantuvo estoica en la sala cuando se leyó el veredicto, dijo estar desolada.

“Estoy aún más decepcionada por lo que este veredicto significa para otras mujeres. Es un retroceso. Regresa el reloj a una época en la que las mujeres que hablaban y denunciaban podían ser humilladas públicamente. Da un retroceso para la idea de que la violencia contra las mujeres debe tomarse seriamente”, dijo en un comunicado publicado en su cuenta de Twitter.

Depp, quien no estuvo en la corte el miércoles, dijo: “El jurado me devolvió mi vida. Estoy realmente honrado”.

“Espero que mi búsqueda por que se contara la verdad haya ayudado a otros, hombres y mujeres, que se encuentran en mi situación, y que aquellos que los apoyan nunca se rindan”, dijo en un comunicado publicado en Instagram.

Depp demandó a su exesposa por difamación en el Tribunal de Circuito del Condado de Fairfax por un artículo de opinión publicado en 2018 por el diario The Washington Post en el que Heard se describió a sí misma como “una figura pública que representa el abuso doméstico”. Sus abogados dijeron que el artículo lo difamó a pesar de que nunca mencionaba su nombre.

El jurado falló a favor de Depp en las tres acusaciones sobre fragmentos específicos del artículo.

Al evaluar la contrademanda de Heard, el jurado consideró tres declaraciones del abogado de Depp, quien calificó las acusaciones de la actriz como un engaño. Concluyeron que fue difamada por una de las declaraciones del abogado, en la que afirmó que ella y sus amigos “rociaron un poco de vino y desordenaron el lugar para que sus historias fueran correctas” y llamaron a la policía.

El jurado declaró que Depp debería recibir 10 millones de dólares en indemnización y 5 millones en daños punitivos, pero la juez señaló que la ley estatal pone un límite a los daños punitivos en 350.000 dólares, lo que significa que a Depp le otorgaron 10,35 millones de dólares.

Aunque el caso era aparentemente sobre difamación, la mayoría del testimonio se enfocó en si Heard había sido abusada física y sexualmente, como ella afirmaba. Heard enumeró más de una decena de supuestos abusos, incluyendo una pelea en Australia, donde Depp estaba filmando una película de la serie de “Pirates of the Caribbean”, en la cual el actor perdió la punta del dedo medio y Heard afirma haber sido abusada sexualmente con una botella de licor.

Depp dijo que nunca golpeó a Heard y que en realidad ella era la abusadora, aunque los abogados de Heard mostraron mensajes de texto de Depp de hace años disculpándose con Heard por su comportamiento, así como mensajes con groserías que el actor le envió a un amigo en los que dijo que quería matar a Heard y profanar su cadáver.

Cuando se leyó el veredicto, decenas de fans de Depp se reunieron fuera de la corte y estallaron en vítores al tiempo que gritaban “¡Johnny, Johnny!”. También ovacionaron a sus abogados cuando salieron del tribunal.

A lo largo del juicio, los fanáticos, abrumadoramente del lado de Depp, hacían fila durante la noche para obtener uno de los codiciados asientos en la corte. Los que no podían entrar, se agrupaban en la calle para vitorear a Depp y abuchear a Heard cuando alguno de ellos aparecía fuera del tribunal.

En cierto sentido, el juicio era una repetición de una demanda presentada por Depp en Gran Bretaña contra un tabloide británico que lo describió como un “marido golpeador”. El juez en ese caso falló a favor del diario señalando que Heard estaba diciendo la verdad en sus descripciones de abuso.

En el caso de Virginia, Depp tuvo que demostrar no sólo que nunca atacó a Heard, sino que el artículo de Heard, que se enfocaba principalmente en políticas públicas sobre violencia doméstica, lo difamó. Y para reclamar una indemnización, tenía que demostrar que el artículo causó daño a su reputación en comparación con cualquier número de artículos publicados antes y después del texto de Heard, que detallaba las acusaciones en su contra.

El caso cautivó a millones a través de su cobertura televisiva y a los seguidores apasionados en redes sociales que lo analizaron todo, desde los gestos de los actores hasta el posible simbolismo de las prendas que vestían. Ambos artistas emergen del juicio con su reputación hecha pedazos y con prospectos poco claros para sus carreras.

Erick Rose, un experto en manejo de crisis y comunicaciones en Los Ángeles, calificó el juicio como un “clásico asesinato-suicidio”

“Desde el punto de vista del manejo de la reputación, no puede haber ganadores”, dijo. “Se han ensangrentado mutuamente. Ahora se vuelve más difícil para los estudios contratar a cualquiera de los dos porque potencialmente estás alienando a un gran segmento del público al que puede no gustar el hecho de que contrates a Johnny o a Amber para un proyecto específico porque las emociones son muy fuertes”.

Hasta hace pocos años Depp, quien ha sido nominado en tres ocasiones al Oscar, era una estrella redituable. Su interpretación del capitán Jack Sparrow en “Pirates of the Caribbean” ayudó a convertir la franquicia en una sensación mundial, pero perdió ese papel. También fue reemplazado en la tercera película de “Fantastic Beasts” (“Animales fantásticos”), “The Crimes of Grindelwald” (“Los crímenes de Grindelwald”).

A pesar de los testimonios en el juicio sobre que él podía ser violento, abusivo y perder el control, Depp recibió una ovación de pie el martes por la noche en Londres tras presentarse por casi 40 minutos con Jeff Beck en el Royal Albert Hall.

La carrera de Heard como actriz ha sido más modesta, y sus únicos dos papeles en camino son en una película pequeña y en la secuela de “Aquaman”, que se estrena el próximo año.

Los abogados de Depp lucharon para mantener el caso en Virginia, en parte porque la ley estatal brindaba algunas ventajas legales en comparación con California, donde ambos residen. Un juez dictó que Virginia era un foro aceptable para el caso porque las prensas y los servidores en línea del Washington Post están en el condado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.