Anuncios

La junta de supervisión de Meta examinará el contenido de la guerra entre Israel y Hamás

FOTO DE ARCHIVO: Varias personas detrás de un logotipo de Meta Platforms, durante una conferencia en Mumbai

Por Katie Paul

NUEVA YORK, 7 dic (Reuters) - El Consejo de Supervisión independiente de Meta declaró el jueves que revisará la forma en que la empresa ha gestionado los contenidos violentos en sus plataformas de redes sociales en dos casos relacionados con la toma de rehenes y los bombardeos en el conflicto entre Israel y Hamás.

Los casos serán los primeros en los que se utilice un nuevo mecanismo de revisión acelerada anunciado a principios de este año, que exige a la Junta tomar decisiones en un plazo de 30 días. La Junta suele deliberar durante varios meses sobre sus casos.

La decisión de la junta de ocuparse de los casos se produce en un momento en que las plataformas de medios sociales se han visto inundadas de contenidos violentos, engañosos y de odio en medio de la guerra de dos meses entre Israel y Hamás, el movimiento islamista de Gaza que llevó a cabo el ataque del 7 de octubre contra ciudades israelíes que desencadenó el conflicto.

Tras ese ataque, Meta redujo temporalmente su umbral de eliminación de contenidos potencialmente nocivos, incluidas publicaciones que identificaban claramente a rehenes tomados por Hamás.

La empresa también se ha enfrentado a acusaciones de suprimir expresiones de apoyo a los palestinos que viven bajo la respuesta militar de Israel en Gaza.

En uno de los casos que revisará la junta, Meta retiró un video de Instagram que mostraba las consecuencias de una explosión en el hospital Al-Shifa de la ciudad de Gaza, con niños heridos y muertos, según la junta.

En el pie de foto del video se afirmaba que el hospital había sido atacado por la "ocupación usurpadora", en aparente referencia al ejército israelí.

El hospital, la mayor instalación médica de los Territorios Palestinos, ha estado en el centro de acusaciones de crímenes de guerra por ambas partes del conflicto. Human Rights Watch declaró el mes pasado que, según su investigación, la explosión en el hospital fue causada probablemente por un cohete utilizado habitualmente por los grupos armados palestinos.

Meta restauró el contenido con una pantalla de advertencia después de que la junta seleccionó el caso para su revisión.

El otro caso se refiere a un video publicado en Facebook en el que aparece una mujer suplicando a sus secuestradores que no la maten mientras se la llevan en moto. Un pie de foto insta a la gente a concienciarse de lo ocurrido el 7 de octubre, según la junta.

Meta retiró inicialmente el video, pero revocó su decisión semanas más tarde en respuesta a las tendencias en torno a cómo se estaban compartiendo los videos de secuestros de rehenes, según la junta.

Al igual que en el primer caso, el video se restableció con una pantalla de advertencia, según la junta.

En un comunicado, Meta acogió con satisfacción la revisión de la Junta de Supervisión y se comprometió a aplicar su decisión en cada caso.

(Reporte de Katie Paul; Editado en Español por Ricardo Figueroa)