Anuncios

Julio de Vido: “Claramente el dedo de Cristina se equivoca”

Causa Vialidad. Alegatos y defensas finales. Julio de Vido
Causa Vialidad. Alegatos y defensas finales. Julio de Vido

El exministro de Planificación del kirchnerismo, Julio De Vido, criticó un eventual “dedo” de Cristina Kirchner para elegir al próximo candidato del Frente de Todos. Y recordó que Alberto Fernández fue “producto” de una decisión arbitraria. “De ninguna manera votaría a una lista de candidatos a dedo”, dijo De Vido, en declaraciones a Radio Con Vos.

“Si ocurriera la locura de que Wado de Pedro fuera candidato a presidente o vicepresidente también sería producto del dedo porque no tiene ninguna consistencia territorial ni en las bases del justicialismo”, analizó, al referirse a los movimientos que se observan dentro de la cúpula del kirchnerismo. E insistió: “El problema central no es con la Cámpora, si no fue el desdén de aquellos que fueron elegidos a dedo por Cristina en 2019″. “Cristina lo eligió a Alberto y ahora están enfrentados. No es garantía de nada”, agregó.

“Vamos a una interna en las Paso y después el que gana, los demás lo acompañamos, el acuerdo debería ser ese”, explicó, en diálogo con Sergio Farella y Patricia Blanco. Y agregó: “Si no se hace así y hay dedo, los que se quedan afuera después te juegan en contra. El dedo hay que desterrarlo. Alberto Fernández es producto del dedo”.

“No hay ninguna duda que tiene que haber PASO; ahora, si Cristina es la candidata seguramente no va a haber otros candidatos que la desafíen”, consideró. Sin embargo, al ser consultado por los periodistas si el dedo de Cristina se equivoca, De Vido no lo dudó: “Claramente, no tengo dudas”. Y habló de que no fue el primer error: “La vicepresidencia de Zannini [Carlos] en la fórmula de Scioli [Daniel], un candidato de Córdoba... hubo errores muy graves. También los hubo en su momento con Massa [Sergio]”.

Además, reveló que su vínculo con la actual jefa del Senado se rompió hace rato: “Desde el 2017 no hablo con la vicepresidenta”. “Yo no busco nunca acercamiento, si las cosas no se dan, para qué vamos a hablar”, precisó.

De Vido se mostró conforme con el discurso dado ayer por Máximo Kirchner: “Me gustó mucho. No habló de proscripción ni de la candidatura inevitable de su madre. Fue quien más defendió su liderazgo”. Sin embargo, el exfuncionario nacional dijo que el Frente de Todos es “un sector que está políticamente en crisis, al igual que la oposición”.

“No hay liderazgo en los potenciales candidatos, aun en el propio presidente. Lo de ayer fue un acto en contra de la candidatura de Alberto”, resaltó De Vido. “Si no fuera candidato estaría mucho más débil de lo que está”, agregó el exministro al referirse a la posición actual interna de Fernández en el partido. Sobre si la vicepresidenta debiera ser candidata, De Vido dijo que es “la que más refleja el consenso del sector duro que la apoya”.

Respecto de la causa Vialidad

“Del punto de vista político, yo estoy convencido de que la causa fue armada y de que todos son inocentes”, opinó De Vido dejando en claro que su opinión era desde lo político. “Mi análisis del proceso judicial es que, como dijo Cristina, hubo una serie de funcionarios que eran compañeros de gestión nuestro que no estuvieron citados”, agregó el exfuncionario. “Para mí la causa está armada”, insistió y habló de que la investigación estuvo “sesgada”.

“En el fallo figura claramente que ellos no pudieron lograr pruebas para demostrar que hubiera sobreprecios y obras pagadas sin ejecutar”, se explayó De Vido, que habló de que Lázaro Báez “no fue el único que tuvo crecimiento abrupto porque estaba 32 en la lista de ejecutores de obra pública a nivel nacional y después tenía cierto liderazgo como en todas las provincias”.

En el fallo sobre la causa Vialidad, el exministro De Vido resultó absuelto. Días atrás, el Tribunal Oral Federal N.º 2 dio a conocer los fundamentos del veredicto dictado el 6 de diciembre pasado por el cual condenó por supuesta “administración fraudulenta” a la vicepresidenta Kirchner y a otros doce imputados, con lo que comenzó a correr el plazo de diez días hábiles para la presentación de eventuales apelaciones de las partes.