Anuncios

Este jugador del Heat es clave, impacta con su juego y no siempre se le da el crédito que merece

Bam Adebayo tiene muchas responsabilidades en la cancha, pero también acepta la responsabilidad cuando juega bien o mal.

Ambas versiones han estado en exhibición en la serie de playoffs de segunda ronda del Heat contra los Knicks de Nueva York.

Después de que Adebayo se culpara a sí mismo por la derrota de su equipo en el Juego 2 la semana pasada en el Madison Square Garden que empató la serie 1-1, respondió con actuaciones dominantes consecutivas en el tercer y cuarto partidos en Miami para ayudar a que el Heat tomara una ventaja dominante de 3-1 en la serie.

Luego de la victoria 109-101 el lunes por la noche en el Kaseya Center en el Juego 4, Miami ahora está a solo un triunfo de avanzar a las finales de la Conferencia Este por tercera vez en las últimas cuatro campañas, y convertirse en el segundo club clasificado en el puesto 8 en llegar a esa instancia, desde que se instituyó el actual formato de playoffs de 16 equipos en la temporada 1983-84.

“Obviamente, tengo mucha responsabilidad”, expresó Adebayo con el Heat trasladándose a Nueva York para el quinto partido el miércoles (7:30 p. m., TNT MIX 98.3 en español, con José Pañeda y Joe Pujala).

“Pero eso es lo que exige este deporte. Es por eso que asumo mucha culpa porque tengo muchas responsabilidades tratando de descubrir cómo puedo impactar en el resultado final. Tratar de ganar es lo primero que busco hacer”.

Adebayo tiene un conjunto de habilidades que le sirven para impactar en el juego de muchas formas, pero esas habilidades también le permiten al Heat exigir mucho de Adebayo en la ofensiva y en la defensa.

En esta serie contra los Knicks eso significa encontrar formas de mantenerse agresivo en la ofensiva, incluso cuando la defensa de Nueva York es fuerte en la pintura, pero también encontrar al compañero de equipo abierto cuando su tiro no es viable.

En defensa, Adebayo ya ha jugado muchas coberturas, estuvo en la zona 2-3 la mayor parte del Juego 2 y aceptó el desafío de marcar al estelar tirador de los Knicks, Julius Randle.

Pero una de las tareas más importantes de Adebayo en esta serie es ayudar a controlar el tablero contra un equipo que es muy bueno con los rebotes ofensivos.

Nueva York terminó la temporada regular con el segundo porcentaje de rebotes ofensivos más alto de la liga y en estos playoffs lidera esa estadística entre todos los equipos.

“Tiene que hacerlo todo”, aseguró el entrenador del Heat, Erik Spoelstra.

“Tiene que jugar bien en las coberturas de pick-and-roll, defender a un gran anotador como Randle, que es implacable con su ataque, sabe provocar faltas y exhibe un juego muy físico. Y luego tiene que bloquear y recuperarse. Y si está fuera del perímetro tiene que retroceder y recuperarse. Es nuestro mejor reboteador’’.

Adebayo ha hecho todo eso y más en los dos últimos partidos.

Promedió 20 puntos, 12,5 rebotes y una asistencia por juego mientras acertaba el 54,8 % de los tiros de campo en los encuentros 3 y 4.

Tiene 25 rebotes en los dos últimos partidos tras capturar 16 en los dos primeros juegos de la serie.

A veces, Adebayo no es el anotador que algunos quieren que sea y algunos expertos cuestionan por qué solo hizo 10 tiros (15 puntos) en la derrota del Juego 2 ante los Knicks.

Pero los entrenadores y jugadores del Heat han dejado en claro repetidamente que Adebayo no debe ser juzgado únicamente por su puntuación.

“Lo que es decepcionante, no para nuestro equipo, es que probablemente el ojo promedio no se dé cuenta de cuán dominante resultó y su impacto en la victoria. Fue dominante”, sentenció Spoelstra después de que el estelar centro compilara 17 unidades y 12 rebotes en el Juego 3.

“Y la vergüenza es que en la época actual la gente solo lo ve como dominante si marca 40 puntos o más o tiene algún tipo de línea estadística llamativa. Sus huellas digitales estaban por todas partes en ese triunfo, con su esfuerzo, su intensidad y ese espíritu competitivo que inspira a otros muchachos a acompañarlo”.

Adebayo insiste en que no escucha las críticas.

“Ellos no están en mis zapatos. Las únicas críticas que me importan son los 15 jugadores, los entrenadores y el personal del equipo. No estoy en las redes sociales, veo los juegos en silencio para no tener que escuchar todos los comentarios’’.

El aspecto más singular del juego de Adebayo no suele aparecer en las estadísticas tradicionales.

Es uno de los defensores más versátiles de la liga en términos de su capacidad para marcar prácticamente a todos los jugadores rivales en la cancha y al mismo tiempo alternar de manera efectiva entre varios esquemas defensivos.

“Bam es un jugador joven, pero tiene tanta experiencia en los playoffs como cualquiera en esta liga”, afirmó Spoelstra.

“Ha contribuido a muchas victorias en los playoffs. Por lo general él tiene que hacer un montón de cosas en la cancha que normalmente no se reflejan en los números. Los esfuerzos adicionales, las coberturas defensivas, la dureza en el juego y muchas cosas más. Bam hace todo eso sin problemas”.