Este jugador se ganó la titularidad con el Heat y ahora busca ser más completo. ¿Qué dice la foto de Butler y Mitchell?

·5  min de lectura
David Santiago/dsantiago@miamiherald.com

La mayor parte de la atención que rodea al Heat en esta temporada baja será sobre quién y qué se necesita mejorar en la lista de jugadores.

La buena noticia para el equipo de Miami es que ya tiene algunos jugadores que creen que pueden dar un paso más y ayudar al club a mejorar desde adentro.

Max Strus, quien fue llamado a la alineación titular en lugar de Duncan Robinson con solo dos semanas restantes en la campaña regular y se mantuvo en esa posición durante los playoffs, es uno de ellos.

“Simplemente tengo que ser más completo”, expresó Strus cuando se le preguntó cuál considera que es el próximo paso en su desarrollo luego de la eliminación del Heat ante los Celtics de Boston en el Juego 7 de las finales de la Conferencia Este.

“Obviamente, los equipos me van a obligar a hacer jugadas en la pintura. Así que tengo que mejorar allí”.

Con 26 años, Strus promedió los topes de su carrera en puntos (10,6), rebotes (3), asistencias (1,4) y minutos (23,3) mientras lanzaba un 41 por ciento, su mejor marca como jugador, en 6,5 intentos de tres puntos por partido en 68 juegos de la temporada regular (16 aperturas) en su segunda campaña completa en la NBA, luego de no ser reclutado por DePaul en 2019.

Fue uno de seis jugadores en lanzar para el 41 por ciento o más en al menos seis intentos de tres puntos por juego, junto con Kyrie Irving y Joe Harris, ambos de Brooklyn, Desmond Bane, de Memphis, Lonzo Ball, de Chicago y Luke Kennard, de los Clippers.

El triple es la habilidad que le valió a Strus un lugar en la NBA y un puesto en Miami.

Pero después de que el 78.4 por ciento de sus tiros provinieran del rango de tres puntos, ahora Strus espera diversificar sus disparos para mantener a las defensas rivales fuera de balance al atacar de manera efectiva dentro del perímetro.

Entre los 293 jugadores de la NBA que aparecieron en al menos 50 encuentros en la pasada campaña, solo cinco tuvieron un mayor porcentaje en sus tiros de tres puntos que Strus: Armoni Brooks, de Toronto, Robinson, Danny Green, de Filadelfia, Davis Bertans, de Dallas y Garrison Mathews, de Houston.

“Creo que he dado pasos agigantados como jugador en esta liga”, señaló Strus.

“Nuestro equipo no tuvo el resultado que queríamos. Pero mirando todo el año, creo que personalmente tuve una temporada bastante exitosa. He crecido mucho y aprendido mucho. Definitivamente hay áreas de mejorar y eso es emocionante porque te motiva a seguir prosperando, a enfrentar los desafíos que conlleva y las formas en que puedes mejorar”.

Los números de Strus no fueron tan impresionantes en los playoffs donde promedió 10,9 puntos mientras lanzaba para un 37,4 por ciento en los tiros de campo y un 33,1 por ciento en los triples.

Después de anotar un 37.9 por ciento en los tiros de tres puntos en la campaña regular, líder de la liga, el Heat promedió solo un 30 por ciento en las finales del Este.

Strus, quien intentó un máximo del equipo de 7.9 triples por juego en esta postemporada, aceptó “toda la culpa” por esos problemas.

“Debería haber sido el líder y el mejor tirador del equipo”, aseguró Strus

“Así que obviamente buscaré mejorar y voy a esforzarme este verano para ser mejor el próximo año”.

En el otro lado de la cancha, la defensa individual de Strus en los playoffs fue alentadora.

Visto como el eslabón defensivo más débil como parte de una alineación titular de Miami que también incluye a Kyle Lowry, Jimmy Butler, P.J. Tucker y Bam Adebayo, Strus es la opción obvia de los oponentes para atacar.

Pero la defensa de Strus se mantuvo con la ayuda de defensores de calidad que le brindaron apoyo, pues permitió solo 0.66 puntos por posesión en los playoffs.

“Siempre pensé que era sólido en el lado defensivo. Creo que este año pude demostrar eso’’, acotó Strus, cuyo tamaño de 6-5 y 215 libras lo convierten en un defensor versátil.

“Creo que me he ganado más respeto en la liga como defensor. La gente todavía me va a probar y atacar, y espero que lo hagan porque creo que los saco de su ritmo en la ofensiva. Voy a seguir demostrando una y otra vez que puedo marcar en esta liga y detener el ataque’’.

Strus tratará de seguir demostrando que pueden contar con él entre los abridores del Heat.

Pero si el sexto hombre, Tyler Herro, es ascendido a un puesto de titular, podría ocupar el lugar de Strus.

Pero a menos que haya un gran intercambio de jugadores en la temporada baja, Strus volverá a la titularidad del Heat.

Miami tiene hasta el 29 de junio para decidir sobre la opción de equipo de $1.8 millones en el contrato de Strus para la próxima contienda.

Teniendo en cuenta que Strus cerró la campaña como titular, está claro que Miami ejercerá esa opción para traerlo de vuelta con un salario tan favorable para el equipo.

LA FOTO DE BUTLER-MITCHELL

El mundo de las redes sociales de la NBA comenzó a vibrar el domingo por la noche cuando el entrenador de habilidades de la NBA, Chris Brickley, compartió una foto en Instagram de Jimmy Butler y la estrella del Jazz de Utah, Donovan Mitchell, sentados juntos en su fiesta de cumpleaños en Nueva York.

Brickley entrena tanto a Butler como a Mitchell.

A Mitchell todavía le quedan cuatro años y $135 millones en su contrato con el Jazz, pero ha sido mencionado como un objetivo potencial para Miami.

Poco después de que el entrenador de Utah, Quin Snyder, renunciara a principios de mes, Adrian Wojnarowski, de ESPN, informó que Mitchell está “inquieto, desconcertado y preguntándose qué significa eso para el futuro de la franquicia”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.