Anuncios

Jueza del Supremo Ketanji Brown Jackson tiene en Miami calle con su nombre

Miami, 6 mar (EFE).- Ketanji Brown Jackson, la primera jueza afroamericana del Tribunal Supremo de Estados Unidos, tiene oficialmente desde este lunes una calle que lleva su nombre en el condado de Miami-Dade, en el sur de Florida, donde pasó casi toda su infancia y adolescencia, y un lugar con el que dijo sentirse "conectada".

"Realmente creo que existe una conexión importante entre mi experiencia al crecer en esta área y mi posición actual", dijo Jackson durante la ceremonia de nombramiento de un tramo de la conocida calle Eureka Drive, entre Old Cutler Road y Caribbean Boulevard, ubicada al sur del condado, y que desde hoy se llama Justice Ketanji Brown Jackson Street.

En octubre pasado, los comisionados (concejales) de Miami-Dade aprobaron dar el nombre de esa porción de la calle a la jueza, que si bien nació en Washington en septiembre de 1970, creció en este condado, donde se graduó en 1988 en la escuela Miami Palmetto Senior High School.

"Aprendí a apoyarme a pesar de los obstáculos, a trabajar duro, a ser resistente, a luchar por la excelencia y a creer en mí misma y en lo que podría hacer si tuviera la oportunidad, así que realmente amo este lugar", afirmó Jackson.

"Estoy muy orgullosa de haber crecido aquí en esta comunidad del sur de la Florida que, gracias a todos ustedes, ahora tiene una calle prominente que lleva mi nombre", señaló.

"Espero que las personas que pasan conduciendo puedan tener un momento de reflexión sobre lo que significa que una persona de este vecindario, y alguien con mis antecedentes, pueda tomar lo que este lugar tiene para ofrecer", anheló la jueza.

Nacida en la capital estadounidense en 1970, Jackson pasó casi toda su infancia y adolescencia en Miami, inspirada por la pasión por las leyes de su padre, que estudiaba Derecho con voluminosos libros mientras ella, a su lado, coloreaba cuadernos de su jardín de infancia.

"Fue mi padre quien me impulsó hacia este camino", afirmó la jueza en febrero de 2022, durante su acto de nominación en la Casa Blanca.

Brown Jackson se convirtió el pasado 30 de septiembre en la primera jueza afroamericana del Tribunal Supremo de EE.UU., tras ser investida en una ceremonia a la que acudió el presidente del país, Joe Biden.

Brown Jackson, de 52 años, había jurado su cargo el pasado 30 de junio de 2022, al hacerse efectiva la salida de su antecesor, el juez Stephen Breyer.

El presidente Biden cumplió así su promesa de nominar a una mujer afroamericana para ocupar un puesto en el Supremo, donde actualmente todo el bando demócrata está ocupado por mujeres, mientras que en el republicano solo hay una.

Tras graduarse en la Universidad de Harvard, Brown Jackson fue jueza en la Corte de Apelaciones del Distrito de Columbia, considerado el segundo tribunal más importante del país y una plataforma para ascender al Supremo.

(c) Agencia EFE