La jueza rechaza su inhibición en el juicio al autor de la matanza de Parkland

·2  min de lectura

Miami, 19 sep (EFE).- La jueza estadounidense Elizabeth Scherer rechazó este lunes la inhibición planteada en su contra por supuesta "animosidad" por parte de los abogados defensores de Nikolas Cruz, el autor confeso de la matanza de 17 personas en una escuela de secundaria de Parkland, en Florida, en febrero de 2018.

La magistrada estatal del tribunal del condado de Broward, en el norte de Miami, declaró "legalmente insuficiente" la inhibición que habían solicitado en una moción el pasado viernes el equipo de abogados de oficio que defiende a Cruz, ahora de 23 años.

En la moción se acusa a la jueza Scherer de manifestar "animosidad de larga data" a la abogada defensora principal de Cruz, Melisa McNeill, una hostilidad que, según dicen, "ha infectado todo este juicio".

La juez entregó por escrito su fallo de "legalmente insuficiente" a los abogados y la Fiscalía sin abordar la petición en audiencia, recogió el diario Sun Sentinel.

La aparente fricción entre la jueza Scherer y la defensa llegó a un punto de ebullición el miércoles de la semana pasada, cuando la defensa anunció, sin una advertencia explícita, un descanso, tras haber concluido la exposición de su caso al cabo de once días de testimonio.

La petición de remoción de la jueza del condado de Broward, donde se celebra el juicio para sentencia, se produce después de que la magistrada tildara de "poco profesional" la decisión de la defensa de tomar un receso sin avisar previamente ni a ella ni a la Fiscalía.

Tras la exposición y haber llamado al estrado a 26 personas, los abogados de Cruz cerraron su caso de forma intempestiva en el tribunal de Fort Lauderdale, a unos 40 kilómetros de Miami, donde se ventila el juicio en el que la Fiscalía solicita la pena capital para Cruz.

Los testimonios de la defensa de Cruz estuvieron centrados en resaltar el daño fetal que sufrió el joven por el consumo de alcohol y drogas de su madre cuando estaba embarazada.

Para la defensa, el consumo de drogas por parte de la fallecida madre biológica de Cruz, Brenda Woodard, mientras estaba embarazada y los posteriores trastornos mentales que se manifestaron en el autor de la masacre llevaron a éste a cometer el crimen en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, de Parkland.

La defensa cree que estos constituyen factores mitigantes y, por tanto, Cruz, que ya se declaró culpable de 17 cargos de asesinato, debe ser condenado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

Para la pena capital se necesitan los 12 votos del jurado.

(c) Agencia EFE