Anuncios

Jueza aprueba acuerdo que le prohibirá a las autoridades implantar de nuevo la política de separación familiar de la era Trump

El viernes, una juez federal en California aprobó un acuerdo que le prohibirá a a las autoridades federales de Estados Unidos volver a implantar la política de separación familiar de “cero tolerancia” de la era Trump durante los próximos ocho años.

Bajo el arreglo entre la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) y la administración del presidente Joe Biden, el gobierno federal no podrá separar a las familias de migrantes solo con el fin de encausar a los padres que entran ilegalmente a Estados Unidos. En el arreglo, hay limitadas excepciones a la prohibición de ocho años, entre ellas una que contempla cuando un padre representa un riesgo para sus hijos.

De igual modo, el acuerdo le otorga beneficios sociales y legales a las familias de migrantes que se vieron afectadas por esta práctica, que condujo a la separación de casi 5,000 niños de sus padres. El acuerdo no contempla ninguna compensación monetaria, algo que consideró la administración Biden hasta que protestaron los legisladores republicanos en el Congreso.

La jueza de Corte de Distrito Dana Sabraw aprobó el acuerdo durante un audiencia el viernes en San Diego, le dijo a CBS News Lee Gelernt, el principal abogado de la ACLU en el caso. Se espera que una orden formal que codifique el acuerdo se emita el lunes, apuntó Gelernt.

“Este acuerdo es un paso crucial para cerrar uno de los capítulos más macabros de la administración Trump”, dijo Gelernt. “Los bebés y niños pequeños fueron literalmente arrancados de los brazos de sus padres bajo esta espantosa práctica”.

En 2018, Sabraw le prohibió a la administración Trump separar a los niños migrantes de sus padres y le ordenó a las autoridades reunir a las familias separadas.

El viernes, Sabraw, nominado por el ex presidente George W. Bush, llamó a la práctica para separar a las familias “uno de los capítulos más infames de la historia de nuestro país”, al referirse a la demanda de la ACLU contra la política de Trump, según una transcripción de la audiencia. La deportación de padres sin sus hijos, agregó Sabraw, fue algo “sumamente cruel”.

En varios discursos de campaña con miras a las elecciones del 2024, el ex presidente Donald Trump ha rechazado en repetidas ocasiones que no desestimaría su infame política de separación.

Poco después de ocupar su cargo, el presidente Biden creó una fuerza conjunta que reunió a cientos de familias de migrantes, y le permitía a los padres que habían sido deportados del país sin sus hijos regresar a EEUU. También le dio a las familias un estatus legal temporal y permisos de trabajo.

Según estimados de la ACLU, entre 500 y 1,000 niños quedaron separados de sus padres por culpa de política de la era de Trump que los separaba de sus familias.

Traducción de Jorge Posada