Anuncios

Un juez de Texas declara inconstitucional la ley de gastos para 2022 aprobada por el Congreso

Congreso de EEUU sigue trabajando en Washington para aprobar una ley de financiación del Gobierno de 1.66 billones de dólares

Por Nate Raymond

27 feb (Reuters) - Un juez federal de Texas falló el martes que un proyecto de ley de financiación del Gobierno de 1.7 billones de dólares fue aprobado inconstitucionalmente en 2022 mediante una norma en la pandemia que permitía a los legisladores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos votar por delegación en lugar de en persona.

El juez de distrito James Wesley Hendrix, de Lubbock, alcanzó esa conclusión al acceder a la petición del fiscal general republicano de Texas, Ken Paxton, de bloquear una disposición de ese proyecto de ley que otorgaba a las trabajadoras embarazadas mayores protecciones legales.

El juez calificó de "limitado" el alcance de su fallo y dijo que no bloqueaba toda la ley de gastos. En última instancia, Texas sólo había intentado bloquear dos disposiciones.

Hendrix, una persona nombrada por el expresidente republicano Donald Trump, impidió que la Ley de Equidad para Trabajadoras Embarazadas se aplicara contra el Estado como empleador después de considerar que el proyecto de ley de financiación se había aprobado erróneamente.

La ley requiere que los empleadores proporcionen a las trabajadoras embarazadas ajustes razonables. La medida cautelar dictada por Hendrix sólo se aplica a los empleados del Gobierno estatal y no a otros trabajadores de Texas.

Paxton, en una demanda presentada el año pasado, argumentó que el paquete de gastos promulgado en diciembre de 2022 fue aprobado inconstitucionalmente, debido a que más de la mitad de la Cámara, entonces liderada por los demócratas, no estaban físicamente presentes para proporcionar quórum y votaron por delegación.

La entonces presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, ayudó a implantar la regla del voto por delegación en mayo de 2020, tras el inicio de la pandemia de COVID-19, como medida de emergencia. Se abandonó cuando los republicanos tomaron el control de la Cámara tras las elecciones de 2022.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos, que defendió el proyecto de ley en nombre de la Gobierno del presidente demócrata Joe Biden, no hizo comentarios inmediatamente.

(Reporte de Nate Raymond en Boston, Edición en Español de Sofía Díaz Pineda)