Anuncios

Juez insta a Policía de L.A. destruir fotos de documentos legales de activista de Black Lives Matter

En este fotograma tomado de un video proporcionado por el abogado Dermot Givens, agentes del Departamento de Policía de Los Ángeles se acercan a Givens con una copia de una orden de registro fuera de su casa, en Los Ángeles, el martes 23 de enero de 2024. (Dermot Givens via AP)

Un juez ordenó al Departamento de Policía de Los Ángeles que se deshaga de las fotografías de documentos legales que sus agentes supuestamente tomaron durante una redada sin previo aviso en el domicilio de un abogado que representa a una destacada activista de Black Lives Matter.

El abogado, Dermot Givens, dijo que aproximadamente una docena de agentes de policía de Los Ángeles llegaron a su casa el martes y le ordenaron que se quedara fuera mientras ejecutaban una orden judicial.

Cuando volvió a entrar, Givens dijo que vio a un agente fotografiando documentos depositados en la mesa de su cocina y relacionados con una demanda presentada contra el Departamento en nombre de Melina Abdullah, cofundadora de la sección de Los Ángeles de Black Lives Matter.

Abdullah ha afirmado que los agentes violaron sus derechos civiles en 2020 al obligarla a salir de su casa a punta de pistola tras recibir una llamada falsa acerca de la existencia de rehenes en el lugar.

Los documentos fotografiados por la policía contenían “partes del expediente del caso del señor Givens, y potencialmente productos del trabajo del abogado” relacionados con el caso de Abdullah, según una solicitud presentada ante la Corte Superior del condado Los Ángeles en que se pide que la policía destruya o devuelva los materiales y proporcione una copia de la orden judicial utilizada para justificar el registro.

El juez Rupert Byrdsong accedió el viernes a esa petición. Givens dijo que hasta el sábado no había recibido confirmación de la policía de Los Ángeles ni ninguna información sobre la orden.

Una portavoz de la policía dijo que el Departamento estaba llevando a cabo una pesquisa interna y se negó a proporcionar más detalles sobre el registro.

“Se trata de una investigación penal abierta, así como una investigación de asuntos internos”, dijo por teléfono la portavoz, la capitán Kelly Muniz.

Según Givens, la policía señaló que los agentes estaban respondiendo a un rastreador GPS localizado cerca de su casa como parte de su búsqueda de un joven llamado Tyler. Después de rodear la casa con las armas desenfundadas, los agentes con equipo táctico “saquearon” su vivienda, dijo, vaciando cajones, abriendo su caja fuerte y hurgando en su maletín.

Givens aseveró que había vivido en la casa durante más de dos décadas y que no conocía a nadie que coincidiera con el nombre ni la descripción de la persona que la policía decía estar buscando. La redada fue reportada por primera vez el viernes por la noche por el diario Los Angeles Times.