Juegos Olímpicos. Los cracks que podrían perderse la cita en Tokio si no se cambia el reglamento

Alberto Cantore

La crisis sanitaria que desató la pandemia mundial de Covid-19 acorraló al Comité Olímpico Internacional (COI) y al gobierno de Japón, quienes empujados por las renuncias de participar que expusieron los Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda se vieron obligados a postergar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que debían empezar el próximo 24 de julio. La fecha se corrió un año y el programa será desde el 23 de julio, con la ceremonia de apertura, al 8 de agosto de 2021. El presidente del COI, el alemán Thomas Bach, también anunció que los deportistas clasificados mantendrán las plazas. El básquetbol, handball, vóleibol y el hockey, las dos últimas disciplinas en mujeres y varones, son deportes colectivos que lograron el pasaje; entre los atletas de deportes individuales, la nadadora Delfina Pignatiello o la gimnasta Martina Dominici, entre varios más, ya aseguraron también su lugar. La incógnita es conocer qué medida se adoptará respecto al fútbol masculino, que tiene un límite de edad: los planteles se integran con jugadores de hasta 23 años y seis meses, con tres cupos para futbolistas que superan edad.

La Argentina logró la clasificación a Tokio 2020 tras consagrarse campeón en el torneo Preolímpico de Colombia. Una conquista valiosa -el certamen se volvía a disputar después de 16 años-, porque las bajas de jerarquía se acumularon en el recorrido. El seleccionador Fernando Batista debió formular retoques hasta último momento en la lista, además de tener que prescindir de las figuras que juegan en las principales ligas de Europa. Ahora, la Asociación del Fútbol Argentino ni el Comité Olímpico Argentina le comunicaron al entrenador si se producirá un cambio en el reglamento que acordaron la FIFA y el COI, respecto a la edad de los participantes. Con la modificación del calendario, algunos jugadores habrán superado el límite y se quedarían sin el sueño olímpico.

Si la reglamentación no sufre una enmienda por la particular situación, jugadores como Lautaro Martínez, Matías Vargas, Gonzalo Montiel, Santiago Ascacibar, Marcos Senesi, Santiago Colombatto, Ezequiel Ponce, que jugaron el Mundial Sub 20 de Corea del Sur, en 2017, o Facundo Cambeses, Lucas Robertone, Claudio Bravo, Juan Brunetta, Fernando Valenzuela, Gaston Togni, Hernán De la Fuente, todos apellidos que estuvieron en la nómina para jugar en Colombia, perderían la oportunidad.

La estrella de Lautaro Martínez sigue brillando con intensidad y el delantero de Internazionale es noticia, a pesar que el coronavirus jaquea al paneta. Codiciado por Barcelona, su futuro es tapa en los medios españoles. En el cuerpo técnico que lidera Batista consideran que el artillero tiene más chances de concurrir a la Copa América con la selección Mayor que a los JJ.OO., aunque si el bahiense tiene intenciones de asistir a la cita en Tokio podría tener una plaza, aún su no se modifica el reglamento, respecto a la edad.

Pero a Batista, más que los nombres -el equipo podría alistar a Exequiel Palacios, Lisandro Martínez, Juan Foyth, Cristian Romero, Alexis Mac Allister, Nehuén Pérez, Facundo Medina, Nicolás Domínguez, Nicolás González, Matías Zaracho, Nicolás Capaldo, Fausto Vera, Adolfo Gaich., jugadores que estuvieron en el actual proceso o cuando el entrenador fue asistente de Claudio Úbeda, en el sudamericano Sub 20 de Ecuador o el Mundial de la misma categoría en Corea del Sur- lo que también le genera dudas es cómo podrá llevar adelante una preparación.

"Si no logramos como en el pasado convocar a los futbolistas en las fechas FIFA, nos vamos a juntar recién cuando falten dos semanas para la competencia. Son todos chicos que juegan en primera, si a los del exterior no los podré tener y a los del medio local seguramente tampoco, porque los clubes deberían cederlos de lunes a miércoles para que trabajemos en el predio de la AFA", le comentó Batista a La Nacion. "Personalmente, creo que se debería hacer una excepción, ya que se trata de una situación muy particular. El COI y la FIFA deberían acordar y permitir que los futbolistas que nacieron en 1997 puedan ser parte de los Juegos", analiza el Bocha.

La ventaja de conocer a los jugadores y que ellos ya sepan la metodología de trabajo que ensaya Batista es un punto a favor, aunque programar partidos para cuando se reanude la competencia de selecciones, las ventanas FIFA representarán un espacio para que el director técnico pueda ensayar y probar jugadores. Camino al Preolímpico, la Sub 23 disputó dos encuentros con México, además de compromisos con Bolivia, Colombia, Brasil y un combinado de Gran Canarias. "Sirven para ajustar detalles, para mantener la idea, integrar algún jugador que nunca estuvo en el proceso. Es lo que te permite sacar conclusiones y tomar decisiones", refresca Batista, que realiza la cuarentena en su casa de Villa Urquiza, donde el fútbol sigue girando, a pesar de que la pelota esté detenida.