Johnny Depp testifica en juicio contra Amber Heard; “no me avergüenzo”, dice

·7  min de lectura

Johnny Depp subió al estrado en el juicio por difamación contra su exesposa Amber Heard.

El actor ingresó a la cabina de testigos en el quinto día de juicio, que comenzó el lunes 11 de abril en Fairfax, Virginia, tras una demanda de Depp contra Heard presentada en marzo de 2019. El actor argumenta que su exmujer lo difamó en un artículo de opinión que publico en diciembre de 2018 en The Washington Post, titulado “Alcé la voz contra la violencia sexual y enfrenté la ira de nuestra cultura. Eso tiene que cambiar”.

Depp dijo que “hace unos seis años”, Heard hizo algunas denuncias “bastante atroces y perturbadoras” en su contra, y agregó que las acusaciones no estaban dentro de “ningún tipo de verdad”.

“Fue un completo shock... simplemente no era necesario ir en esa dirección”, dijo.

Depp agegó que hubo “discusiones” en la relación, “pero nunca llegué al punto de golpear a la señora Heard de ninguna manera ni he golpeado a ninguna mujer en mi vida”.

Agregó que las acusaciones de Heard “penetraron en la industria”.

 (POOL/AFP vía Getty Images)
(POOL/AFP vía Getty Images)

Depp dijo que la noticia se convirtió en un “hecho entre comillas”, mientras se difundía a través de los medios de comunicación mundiales.

“Como sabía que no había nada de verdad en ello, sentí que era mi responsabilidad alzar la voz, no solo por mí en este caso, si no alzar la voz por mis hijos, que en ese entonces tenían 14 y 16 años”, continuó Depp. “Estaban en la preparatoria y pensé que era diabólico que mis hijos tuvieran que ir a la escuela y que sus amigos o la gente de la escuela se les acercaran con la infame portada de la revista People con la señora Heard con un moretón oscuro en la cara”.

El actor añadió que quería limpiar su nombre y librar a sus hijos de “esta cosa horrible que tenían que leer que su padre” había hecho, “que no era cierta”.

“Mi objetivo es la verdad porque me dolió que personas con las que había hablado, que había conocido a lo largo de los años ... pensaran que era un fraude y que les había mentido”, continuó.

Depp admitió que los últimos seis años han sido “tiempos difíciles”.

“Es extraño cuando eres Cenicienta, por así decirlo, y en 0,6 segundos eres Quasimodo”, agregó.

Depp confesó que se sintió expuesto al testificar, pues ha sido una persona privada, que quería proteger a sus hijos de las “hordas de paparazzi”, y que no quería que sus hijos vieran a sus padres como “novedades”.

“No puedo decir que esté avergonzado, porque sé que estoy haciendo lo correcto”, aseveró.

Al hablar de su infancia, Depp contó que pensaba que había sido normal “hasta cierta edad”. Tras nacer en Kentucky y mudarse a varios lugares (Depp destacó que ser siempre el niño nuevo era difícil a veces), la familia se estableció al sur de Florida cuando tenía unos siete años.

El actor narró que su madre era “muy impredecible” y que sentía constantemente la necesidad de moverse.

“Tenía la capacidad de ser de lo más cruel”, reveló Depp, y señaló que esto también afectó a sus hermanos y a su padre. “Era bastante violenta y bastante cruel”.

Mientras describía la violencia de su madre, Depp dijo que era capaz de “arrojarle un cenicero”. Añadió que la mujer golpeaba a sus hijos en la cabeza y que usaba “un zapato de tacón o un teléfono o lo que tuviera a mano”.

Mencionó que comenzó a ser capaz de darse cuenta cuando su madre estaba a punto de “entrar en una situación en la que se iba a enfadar y alguien iba a cargar con eso. Generalmente era yo”.

El actor señaló que la familia estaba conmocionada y que los hermanos se protegían instintivamente cuando su madre pasaba porque “no sabían qué iba a suceder”.

Recordó que su madre llamaba a su hermano “cuatro ojos” debido a sus lentes y “dientón” por sus dientes frontales. También dijo que la mujer creció en el este de Kentucky, un área en la que viven en “chozas”. Aseguró que su madre “odiaba” a los “refinados” padres de su padre.

Depp contó que la familia aprendió a lidiar con el abuso físico, pero que el abuso verbal y psicológico “nos destrozó”.

Describió a su padre como “amable”, “tranquilo” y “tímido”, y que “sorprendentemente se mantenía muy estoico” cuando su esposa “causaba daño”.

“Se lo tragaba, lo recibía”, reveló Depp, y mencionó que una vez vio a su padre golpear una pared de concreto y quebrarse la mano. “Permaneció como un caballero”.

“Pudo mantener la calma y la compostura”, así como su “relación con sus hijos”, dijo el actor. “Es un buen hombre”.

Depp recordó que su padre lo golpeaba con un cinturón si se lo ordenaba Betty Sue, su madre. La relación de sus padres finalmente terminó cuando el actor tenía 15 años. Su padre le dijo que ya estaba harto y que él “era el hombre ahora”.

“Sentí que no estaba listo para oír esas palabras”, confesó el actor en la corte.

Depp indicó que la partida de su padre llevó a su madre a una “profunda depresión”, e imitó la forma en que daba tumbos por la casa tras tomar un montón de pastillas “para tratar de suicidarse”. Sobrevivió después de que le hicieran un lavado de estómago en el hospital.

Afirmó que sus primeras experiencias de vida familiar le enseñaron cómo educar a sus hijos, porque sabía que tenía que hacer “lo opuesto” a lo que su madre hizo.

“Nunca alces la voz enfrente de los niños”, dijo, y explicó que nunca quería “gritarles ‘no’”, sino mostrarles que hay opciones. “No tienes que meter el gancho en la toma eléctrica”.

Al inicio de su relación con Heard, dijo Depp, parecía que la actriz era “demasiado buena para ser real”.

Contó que “se volvió normal” que Heard le quitara los zapatos cuando volvía de trabajar y le diera una copa de vino. Una noche que llegó a casa y ella estaba ocupada, Depp se quitó él mismo sus botas, narró, y que Heard se acercó “con una expresión en la cara” y le preguntó “¿qué hiciste?”.

La actriz dijo que era “su trabajo” quitarle las botas, según Depp. “Eso es lo que hago, no lo haces tú. Yo lo hago”.

El actor recordó que “se quedó pensando en que se veía visiblemente agitada o molesta de que hubiera roto sus reglas de rutina”.

“En un año, año y medio, se había convertido casi en otra persona”, continuó.

Reveló que tuvo que aumentar sus medidas de seguridad luego de la primera película de Pirates of the Caribbean, pues la gente empezó a intentar allanar su casa para ver al “Capitán Jack Sparrow” y a seguir a su familia.

Su madre pareció “calmarse luego de tomar unas “pastillas para los nervios” y confesó que él, a los 11 años, tomaba una también porque quería “calmarse” pero no sabía cómo hacerlo y que quería “dejar de sentir tanto”.

“Ese fue el inicio, cuando me di cuenta que las pastillas para los nervios calman la ansiedad”, confesó, y añadió que había probado todas las drogas “que conocía” para cuando tenía 15 años.

Admitió que nunca usó ninguna sustancia “para salir de fiesta”, sino que las tomaba para “adormecerse” como “automedicación”.

“La caracterización de mi abuso de sustancias que ha hecho la señora Heard está extremadamente adornada, y mucho de ella, siento decirlo, es simplemente falso. Creo que era un objetivo fácil de atacar para ella”, acusó Depp desde el estrado.

“No soy un loco que necesita estar drogado todo el tiempo”, aseguró a los miembros del jurado.

Contó que Heard y sus amigos lo “molestaban” por su “ridícula tolerancia”, porque no parecía que las drogas o el alcohol le hicieran algún efecto nunca, y luego agregó que a lo único a lo que ha sido adicto es a los analgésicos de receta.

El actor recordó que conoció a Heard durante el proceso de casting para una película.

El guardia de seguridad de Depp, Sean Bett, y su ingeniero de sonido, Keenan Wyatt, testificaron justo antes del actor.

En el artículo de opinión publicado en 2018, Heard escribió que “como muchas mujeres, fui acosada y agredida sexualmente cuando estaba en edad universitaria. Pero me quedé callada, no esperaba presentar denuncias para hacer justicia. Y no me veía a mí misma como una víctima”.

“Luego, hace dos años, me convertí en una figura pública que representaba el abuso doméstico, y sentí toda la fuerza de la ira de nuestra cultura hacia las mujeres que alzan la voz”, expresó.

Aunque Depp no es mencionado en el texto, su equipo legal argumenta que este contiene una “clara implicación de que el señor Depp es un abusador doméstico”, lo que dicen que es “categórica y demostrablemente falso”. El actor busca una indemnización de “no menos de US$50 millones”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.